Inicio»Portada»Mentiras y ‘cifras alegres’ en Informe de gobernador

Mentiras y ‘cifras alegres’ en Informe de gobernador

2
Compartidos
Google+

El IV Informe de Gobierno de Rolando Zapata Bello estuvo plagado de mentiras e imprecisiones, principalmente en el rubro de salud y seguridad, ya que las “cifras alegres” no coinciden con la realidad que se vivió al menos en el último año en Yucatán.

Aunque en todo momento solo dio “las cosas buenas” de su cuarto año a cargo del Poder Ejecutivo, fue notable el dolo por ocultar la realidad e, incluso, se manejaron datos ficticios.

El hecho se notó principalmente en el tema de seguridad, en el que mencionó la información proporcionada por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) y del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) de la Secretaría de Gobernación (Segob).

“De acuerdo con el Inegi, somos el Estado con la mayor percepción de seguridad por parte de la ciudadanía, y por segunda ocasión consecutiva somos la entidad más segura para que las empresas inviertan, acreditado por la Cámara Americana de Comercio en México”, estableció en su discurso.

Agregó que “de acuerdo con los indicadores delictivos 2016 del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en Yucatán todos los delitos de alto impacto del fuero común, como robo a casa habitación, a transeúnte y de vehículos, así como extorsión u homicidio doloso, disminuyeron respecto a 2015”.

El grupo de asesores presentó la información correspondiente a 2016, sin embargo, la realidad es parcial ya que hasta el momento la estadística de la “Incidencia Delictiva del Fuero Común” solo corresponde a los primeros 11 meses del año.

De enero a noviembre de 2016, en el Estado se registraron 31 mil 716 delitos, cuando en el mismo periodo del año anterior fueron 31 mil 648, un aumento del 0.2 por ciento, y aunque no es notable refleja el fracaso de los programas de seguridad.

En el rubro de homicidios se registra aumento del 14.3 por ciento, ya que el año pasado fueron 104 los casos, cuando en 2015 fueron 91 los hechos cometidos.

En cuanto a los homicidios dolosos, es decir, cometidos con alevosía y ventaja, el problema creció en 14 por ciento, pues de enero a noviembre de 2016 fueron 46, cuando en el año anterior la suma fue de 43.

Eso demuestra la parcialidad de la información, y las mentiras fueron el común denominador en materia de seguridad.

 

SALUD: BROTES SIN CONTROL

Al menos en el discurso oficial, en ningún momento se habló de las enfermedades y problemas de salud que prevalecen en el Estado, a pesar de que la Secretaría de Salud federal emite semanalmente el Boletín Epidemiológico, en el cual se detalla la información estadística de 142 padecimientos sujetos a vigilancia epidemiológica.

En su mensaje, Zapata Bello mencionó que “en la tasa de menor mortalidad materna, pasamos del lugar 23 al quinto más bajo a nivel nacional; es decir, en estos cuatro años escalamos 18 lugares, porque más mujeres ya reciben su consulta, valoración y atención gineco-obstétrica en los Centros de Salud de su municipio”.

Pero en 2013, en el Estado se registraron 21 casos de muerte materna, ocupando el lugar número 15 de la tabla nacional de mortalidad, mientras que en 2016 fueron 12 y se ubicó en el peldaño 22.

Es decir, la disminución es de siete lugares y no de 18 como establece en el documento oficial.

De acuerdo con la información preliminar de la SS federal, pues solo faltan los datos de la última semana de diciembre, en Yucatán se registraron aumentos en 27 padecimientos, algunos de los cuales se posicionan en los primeros cuatro lugares de incidencia nacional.

En “Intoxicación aguda por alcohol”, por cuarto año consecutivo Yucatán se ubica en el primer lugar nacional; en el segundo sitio en el índice de mortalidad por influenza estacional, correspondiente a la temporada invernal 2016-2017, y en el cuarto estrado en “giardiasis”, mal provocado por el consumo de agua contaminada proveniente de pozos.

En suicidios, se está entre los tres primeros lugares, problema de salud mental que aumentó en al menos 21.5 por ciento, pues la cifra preliminar de 2016 es de 209, cuando el año anterior fue de 187, aunque aún falta el informe final de la Fiscalía General del Estado (FGE) del tercer trimestre del año.

Finalmente, cabe destacar el aumento registrado en diversas patologías, que van desde las prevenibles, no transmisibles y sexuales, así como las enfermedades de la pobreza, nutricionales, cáncer, e incluso las que se contraen en los propios nosocomios y por negligencia médica en la aplicación de vacunas, principalmente.

 

SOSPECHOSO

Una de las cosas que más llamó la atención del nuevo “formato digital” del gobernador yucateco fue la ausencia de comentarios críticos hacia el gobernador y el exagerado número de notas a favor de su gestión, muchos de los cuales provenían de sindicatos afines al Partido Revolucionario Institucional y de empleados de su gobierno, lo que deja ver que hubo “filtros” para evitar la publicación de comentarios incómodos.

Y aunque desde días previos se presumía que el nuevo formato representaría un ahorro de 16 millones de pesos en gastos de eventos masivos y publicidad en medios de comunicación, el informe presentado en plataformas digitales estuvo muy lejos de ser un ejercicio espontáneo por parte del mandatario y su equipo de trabajo.

Durante los cerca de 40 minutos que duró el mensaje, se observó un trabajo de edición digital sofisticado y previamente preparado con lo que serían las “frases” más importantes del discurso.

El formato fue tan sospechoso y tan falto de innovación que levantó críticas de muchos usuarios de las redes sociales, muchos de los cuales denunciaron que los trabajadores del Gobierno de Yucatán fueron aleccionados y obligados a hacer comentarios salameros y a compartir el mensaje en sus respectivas redes sociales personales y que se exageró en el uso de “boots” (supuestos usuarios pagados).

Asimismo, cabe señalar que durante la trasmisión “en vivo”, Rolando Zapata solo logró cinco mil 400 espectadores en su mejor momento, lo que contrasta con el número de supuestos fans y seguidores que tiene en su página que suman más de 220 mil.

Eso significa que solo uno de cada 50 de esos supuestos fans y seguidores vio en directo su mensaje.

Noticia anterior

Marchan perredistas contra incrementos

Siguiente noticia

PRD yucateco prepara amparo colectivo contra el gasolinazo, anticipan