Inicio»Yucatán»Fuerte operativo por traslado de La Gallina

Fuerte operativo por traslado de La Gallina

1
Compartidos
Google+

Roberto Nájera Gutiérrez, alias “La Gallina”, señalado por las autoridades como el jefe regional del “Cártel de Sinaloa”, de 39 años de edad, fue llevado a declarar ante los juzgados del Poder Judicial de la Federación, en medio de un fuerte operativo pocas veces visto en Mérida.

Militares y policías estatales y federales escoltaron al narcotraficante detenido el pasado jueves 26, en compañía de otros dos sicarios, todos ellos portaban de manera ilegal armas de uso exclusivo del Ejército.

El inmueble, ubicado en la avenida Itzáes con calle 79 de la colonia Sambulá, en la capital yucateca, estaba fuertemente custodiado, principalmente la entrada, donde militares y policías portaban armas largas.

La acción llamó mucho la atención de conductores y acompañantes, así como de los vecinos del rumbo, que observaron el fuerte operativo de custodia y traslado del presunto delincuente.

Según se ha informado, Nájera Gutiérrez es un importante capo de la delincuencia organizada en el sur de México, quien estaba acompañado de Miguel Ángel Rodríguez Ramírez, de 23 años de edad, avecindado en Yucatán, y Romeo Orantes Gómez, de 35 años, de nacionalidad mexicana y con domicilio en Canadá, cuando transitaban en una camioneta Toyota tipo Hilux, con matrícula del Estado.

 

EJECUTARÍAN

Información proporcionada revela que una de las líneas de investigación establece que arribaron al Estado para ejecutar a una persona.

La detención se realizó en un puesto de revisión y control de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), a la entrada de Tizimín, cuando en el vehículo en que viajaban fueron encontradas cinco armas de fuego, 65 cartuchos útiles de diferentes calibres, dos chalecos tácticos y un pasamontaña.

Luego de su detención, “La Gallina”, originario de Chiapas, estuvo fuertemente custodiado en todo momento, y en carretera, al ser trasladado a Mérida, se implementó un convoy policiaco-militar.

Al día siguiente, solo que en Buctzotz, se detuvo a otros tres presuntos sicarios, también del Cártel de Sinaloa, quienes tenían armas de grueso calibre, sogas y una moto, la cual utilizarían para escapar, una vez cumplida su misión.

Noticia anterior

Inmovilidad de Zapata generará violencia: CCE

Siguiente noticia

Conoce a la generación NoMo: mujeres que no quieren hijos