Inicio»Yucatán»Condena Zapata Bello a niños a vivir con hambre

Condena Zapata Bello a niños a vivir con hambre

0
Compartidos
Google+

Con la cancelación de la aportación estatal de 18 millones de pesos al Programa “Un kilo de ayuda”, el gobernador Rolando Zapata Bello condena a más de 11 mil niños yucatecos con desnutrición crónica a no llevar una vida digna e incluso a la muerte, denunció el investigador de la Cultura Maya de Yucatán, Freddy Poot Sosa.

El especialista consideró que los 18 millones de pesos  suspendidos a ese programa no representan casi nada a la administración estatal y sí aportan mucho a dicha iniciativa social.

“Dónde quedan los mensajes del mandatario estatal de apoyo a la niñez yucateca desprotegida, dónde quedan sus discursos del combate a la pobreza y marginación social, vemos que este año no aportó 18 millones de pesos para ayudar a la terapia de miles de niños”, cuestionó.

Como hemos informado, el gerente estatal y el director de Finanzas y Administración de “Un kilo de ayuda”, Gabriel Estrella Canché y Edgar Alberto Barajas Barrera, respectivamente, declararon que el gobernador Zapata Bello canceló para el presente año dicha aportación, por lo que más de 11 mil niños que viven en pobreza extrema y tienen problemas de desnutrición crónica no recibirán este año los beneficios de esa iniciativa.

En el presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado de 2017, el mandatario estatal no contempló los 18 millones de pesos de aportación, a pesar que de 2013 a 2016 incluyó esos recursos.

La cancelación del esquema ocasionó que las oficinas de atención en Mérida y Tekax fueran cerradas, dejando sin empleo a más de 30 personas.

El Gobierno del Estado no aclaró el motivo de la suspensión del citado recurso a ese programa social.

Al respecto, Poot Sosa consideró que Zapata Bello no debe poner pretexto para no aportar el dinero a tan digna ayuda a menores de edad.

“El Gobierno del Estado tiene dinero de sobra. El Congreso del Estado le autorizó 600 millones de pesos como recursos extraordinarios, además cuenta con ingresos propios por concepto de varios impuestos”, abundó.

El investigador de la Cultura Maya recalcó que no hay compromiso de parte del gobernador yucateco con la niñez desprotegida. “Los recursos se invierten en obras de relumbrón que no resuelve la pobreza, marginación y desnutrición en el Estado”.

“Los directivos de ese programa no deben rogar para que les aporten la cantidad referida, que busquen recursos en otros lugares como la iniciativa privada, con los presidentes municipales, con instituciones de beneficencia pública”, abundó.

“Tenemos conocimiento de que el programa tiene 19 años de éxito en la entidad, en ese lapso todos los gobernadores apoyaron con dichos recursos”, dijo.

“Zapata Bello solo pasará a la historia como el mandatario que impulsó obras de relumbrón pero olvidó a los niños marginados y con problemas de desnutrición”, concretó.

Finalmente, el investigador de la Cultura Maya, insistió en que el mandatario estatal debe aclarar el motivo por cual no aportó la cantidad referida para el tratamiento de 11 mil niños con desnutrición crónica, o si finalmente dará los recursos”, concluyó.

Cabe destacar que “Un kilo de ayuda” informó a la sociedad que se ha visto obligado a suspender operaciones y cerrar los Centros para el Desarrollo Infantil Temprano (Cedit) de Tekax e Ixtmakuil, por lo cual dejará de intervenir en 68 municipios y 116 comunidades.

Noticia anterior

Capturan a narcomenudista

Siguiente noticia

“Gasolinazo” no afecta distribución de leche