Inicio»Yucatán»Abandonó Zapata a Emma Gabriela Molina Canto

Abandonó Zapata a Emma Gabriela Molina Canto

2
Compartidos
Google+

Yucatán., Familiares de Emma Gabriela Molina Canto, asesinada el lunes, afirmaron que desde 2014 solicitaron al gobierno de Rolando Zapata Bello el apoyo y protección para salvaguardar la integridad de la hoy occisa, así como de sus tres hijos, solicitud que en numerosas ocasiones les fue negada.

La progenitora de la hoy finada, Ligia Canto Lugo, responsabilizó a su yerno, Martín Alberto Medina Sonda, de ser el autor intelectual del feminicidio, y como sus cómplices a los esposos Julio Alberto Medina Gurubel y Juana María Sonda Herrera, así como a las hermanas del primero, Erica Guadalupe y Lizbeht Guadalupe Medina Gurubel.

“Esto es un feminicidio. Acuso a Martín Medina Sonda y a su familia de lo que le pasó a mi hija. Esto pasó cuando solicitamos apoyo de seguridad al Gobierno y siempre se nos negó. Más de una vez les dijimos que la vida de mi hija corría peligro, nunca nos apoyaron y ahora mi hija está muerta”, subrayó.

“En múltiples ocasiones manifesté a las autoridades que nos seguían, que nos acosaba la familia del individuo y solo me dijeron que llame a la policía cuando vea algo raro”, acotó durante la conferencia de prensa que sustentó en la explanada superior de la FGE.

Con lágrimas en los ojos, Canto Lugo reprobó la actitud de la aquel entonces titular de la FGE, Celia María Rivas Rodríguez, la cual hoy es la presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado.

“Sufrí presiones por la fiscal (Rivas Rodríguez) en ese momento, para que mi hija firmara un convenio en el cual ella aceptara para que la guardia y custodia sea compartida con Medina Sonda, eso fue en 2014, y a cambio el señor le entregaría a sus hijos, sino era así nunca aparecerían, porque ya habían buscado y no los encontraban (a los niños)”, acotó.

Por su parte, Ricardo Molina Canto, hermano de Ema Gabriela confirmó que desde 2014 se pidió apoyo para dar protección a su hermana, pues su vida corría peligro, demanda que nunca fue atendida.

A pesar de la magnitud del problema, el secretario general de Gobierno, Roberto Rodríguez Asaf, aseguró de manera cínica, que en ningún momento la hoy extinta pidió protección, versión que fue solapada por el titular de la FGE, Ariel Aldecua Kuk, quien al lavarse las manos aseveró que por tal motivo no se le asignó tal garantía.

Sin embargo, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) desmintió a ambos funcionarios estatales al establecer que el 31 de octubre de 2014 se emitió la Recomendación 54/2014, en la cual se acreditaron violaciones a los derechos humanos de Molina Canto, de su madre y de sus hijos, por lo que recomendó dar protección, seguridad jurídica, acceso a la justicia, trato digno y el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia, lo cual nunca se cumplió.

AMENAZAS

“Imagínese la impresión de sus hijos, de mi madre. Es feminicidio porque no la asaltaron, la fueron a matar por Martín Medina Sonda”, afirmó Ricardo.

Durante el funeral de Emma, la madre de la víctima volvió a hablar con los medios de comunicación: y reiteró que ya recibió un mensaje en el cual le dicen “que la que sigue soy yo. Espero que cuando eso suceda (mi caso) se tipifique también como feminicidio”.

“Aunque nos manden a matar uno por uno, no vamos a parar. Esos niños deben tener tranquilidad”, remarcó.

Ante los hechos ocurridos, anunció que solicitará la custodia de sus nietos, de modo que los pequeños “puedan tener paz”.

Doña Ligia no quiso dar detalles del paradero de los menores Mariana, Martín e Isabella, solo reiteró que luchara por recibir legalmente su custodia y que los niños “están conscientes de que han perdido a su madre. Ellos que nunca le han hecho daño a nadie ahora se quedaron sin su mamá”.

Confirmó que Medina Sonda, acusado de lavado de dinero en la administración del exgobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo y su exsecretario de Finanzas, José Manuel Sáinz Pineda, sigue preso en Tabasco.

Poco después llegó al sitio funerario el cuerpo de Emma Gabriela, y la señora Ligia pidió a los medios de comunicación que por favor se retiraran porque quería despedir a su hija en paz, a lo que los comunicadores accedieron.

Al mediodía de hoy el cuerpo de la joven madre sería enterrado en el Cementerio Municipal del Xoclán, ubicado al poniente de la capital yucateca.

 

ASESINOS PLANEARON EL CRIMEN DESDE EL HOTEL

Los tabasqueños Óscar Mi­guel L.T y Jonathán M.A, de 20 y 25 años de edad, vinculados en el feminicidio perpetrado la tarde del lunes contra Emma Gabriela Molina Canto, reali­zaron una transmisión en vivo desde sus redes sociales poco antes de perpetrar el crimen.

Los sujetos trasmitieron a través de su cuenta de Face­book desde el hotel en el que se hospedaron en Mérida, a donde se supone llegaron para planear y ejecutar el asesinato de Molina Canto.

Los asesinos, de nombre Jo­nathan y Oscar Miguel, apare­cen en la transmisión de Face­book desde Mérida a la 1:30 de la tarde del citado día, dos ho­ras antes de darle muerte co­bardemente a Emma Gabriela.

Presumieron su estadía en Mérida e incluso tuvieron in­teracción con algunos de sus contactos, a los que dijeron que estaban de paseo en Mé­rida.

“Aquí pasándola bien chido, en el ambiente, cheleando en la alberquita, señala Jonathan, quien aparece a los pies de la piscina tomando con Oscar Miguel.

Como informamos, Emma Gabriela fue asesinada en la cochera de su domicilio

Fue atacada a cuchilladas, delante de sus hijos y tras el ataque los agresores salieron corriendo y tomaron un taxi, en donde poco después ha­brían sido detenidos.

Los presuntos asesinos se­rían presentados hoy ante un juez de Control y se realizará la imputación, el control de detención e iniciar la investi­gación para obtener la vincula­ción a proceso.

Posteriormente, con la in­vestigación complementaria, se deberá obtener los elemen­tos suficientes para proceder a una acusación formal; la Fisca­lía adelantó que pedirá el casti­go máximo por el asesinato de Emma Gabriela.

LA TRAGEDIA

En diciembre de 2016 Emma Gabriela logró recuperar a sus tres hijos, sustraídos por su progenitor, el polémico político Martín Alberto Medina Sonda, acusado de lavado de dinero en la administración del exgobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, y su exsecretario de Finanzas, José Manuel Sáiz Pineda.

El homicidio se registró el lunes 27 de marzo. En un principio se dijo que dos sujetos la balearon en las afueras de su domicilio, ubicado en la calle 28 número 196 con 39 del fraccionamiento San Luis, pero poco después se expuso que la habían matado a cuchilladas.

La hoy occisa llegó a su casa a bordo de su Honda Accord cuando dos hombres la interceptaron en la terraza, forcejearon con ella y luego la hirieron de muerte.

Los presuntos homicidas huyeron a bordo de un taxi con placas de circulación YSB 4335, el cual abandonaron sobre la calle 41 con 28 de la colonia Industrial.

Según versiones extraoficiales, minutos más tarde los presuntos asesinos fueron detenidos, aunque hasta el cierre de la edición tanto la Secretaría de Seguridad Pública como la Fiscalía General del Estado (FGE) aún no proporcionaban su identidad

Al momento del suceso, se encontraban en la casa los tres hijos de la hoy finada, quienes fueron testigos del homicidio de su progenitora.

Vecinos dieron aviso a la policía estatal a través del 911, por lo que al lugar arribaron varias carropatrullas y paramédicos de la corporación, quienes establecieron que Molina Canto carecía de signos vitales.

La hoy extinta protagonizó un pelito legal con su exmarido, el empresario Manuel Medina Sonda, quien fue detenido en 2014 por “secuestrar” a sus tres hijos con la mujer asesinada la tarde de ayer.

El conflicto familiar empeoró cuando el 25 de mayo de 2012, tres camionetas Suburban le cerraron el paso al vehículo que Molina Canto conducía, de las cuales bajaron policías de Tabasco y Yucatán, así como también Medina Sonda, quien tomó a sus tres hijos que en aquel entonces tenían cuatro, seis y ochos años de edad, para luego retirarse, y desde entonces los menores permanecieron en calidad de desaparecidos.

Luego de confirmar que estaban bajo la custodia de los abuelos paternos, en el centro del país, los infantes fueron recuperados y enviados al Centro de Atención Integral al Menor en Desamparo (Caimede) en Yucatán, en tanto se emitía la respectiva resolución de tutela.

Primeramente, se declaró disuelto el vínculo matrimonial que contrajeron en Mérida el 12 de mayo de 2001, bajo el régimen de separación de bienes.

Pero un amparo le impidió tener a sus hijos, hasta que logró recuperarlos en diciembre del año pasado.

Noticia anterior

Reciben documentos para apoyos de becas

Siguiente noticia

Solitario delincuente atraca restaurante