Inicio»Portada»Aumenta el descontento social en contra de Zapata

Aumenta el descontento social en contra de Zapata

7
Compartidos
Google+

La política que ha implementado el gobernador Rolando Zapata Bello de no dar la cara ante hechos violentos, como el asesinato de Emma Gabriela Molina Canto, sólo ha reforzado el descontento social ante tanta corrupción e impunidad que persiste, declaró el investigador de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Othón Baños Ramírez.

“La estrategia del gobernador de mantenerse neutral me parece que no es la postura acertada, máxime porque además la gente está inconforme con el Gobierno, no solamente por los abusos, como este caso, sino también por los de corrupción e impunidad, la gente está enojada”, expresó.

En entrevista para TRIBUNA, el catedrático remarcó que ese desinterés del mandatario de no darle la cara a la sociedad no representa una buena señal, “porque no está correspondiendo con el compromiso de mantener la paz y la seguridad”.

Baños Ramírez resaltó que el asesinato de Emma Gabriela tiene una dimensión mucho más amplia, porque el hecho demuestra el abuso del poderoso sobre quien no tiene los medios para protegerse, toda vez que están ligados las altas esferas del poder. “Estamos a la expectativa de lo que va a pasar, porque ese artero acto criminal no debe quedar impune, se tienen que agarrar a los autores intelectuales”.

Sostuvo que Zapata Bello debió dar la cara tras darse a conocer el homicidio de Molina Canto, solidarizarse con la familia y con la sociedad yucateca en aras de generar estabilidad entre la población, sin embargo éste no ha hecho alguna declaración del tema ni de los demás hechos que se han registrado.

“Es ahí donde el gobernador debió haber dicho que es lamentable y es importante que el Gobierno del Estado se ocupe hasta las últimas consecuencias, debido a que es un abuso de poder de una persona que está desde la esfera del Gobierno. Ha soslayado la importancia que tiene para la sociedad ese abuso de poder, que es lo que enoja mucho, y unas palabras que hubiera dicho el gobernador hubiera sido diferente”, abundó.

El asesinato de Emma Gabriela Molina Canto ha sacudido al país, pues fue una mujer que se enfrentó al sistema y a la corrupción, durante varios años luchó por la custodia legal de sus tres hijos, fruto de su matrimonio con Martín Medina Sonda, actualmente encarcelado en una prisión de Villahermosa, Tabasco, acusado de lavar dinero durante el gobierno de Andrés Granier Melo.

Emma fue ultimada con 11cuchilladas el 27 de marzo a las puertas de su domicilio ubicado en el Fraccionamiento San Luis, cuando regresaba de su trabajo en el Ayuntamiento de Mérida. Los autores materiales son dos tabasqueños ya en prisión bajo el delito de homicidio calificado. Recientemente se detuvo a un tercer implicado en el caso, quien habría sido el que los contrató.

Baños Ramírez consideró que el no haberse tipificado como feminicidio el asesinato de Molina Canto demuestra que el nuevo sistema de justicia penal oral no está cumpliendo con su deber de castigar a quienes cometen ese tipo de delitos.

“Estamos viendo que asesinaron a una mujer indefensa. No debe entenderse el feminicidio como el asesinato del esposo a la esposa, no puede ser así. Ahí la justicia está fallando en una mala interpretación del concepto. El feminicidio está apuntando hacia una situación que se está aprovechando de la condición de género para cometer el crimen y eso está claramente en esta situación”, acotó.

 

FISCAL CULPA A PODER JUDICIAL

Por su parte, el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Ariel Aldecua Kuk se lavó las manos y echó la culpa a los jueces de no ordenar seguridad y protección para Emma Gabriela.

En entrevista el fiscal señaló, que si algún juez hubiera ordenado dar protección a la madre asesinada, se le hubiera dado, como ahora tiene la madre de la hoy occisa, Ligia Canto Lugo.

Como hemos informado, activistas sociales, dirigentes de cámaras empresariales, líderes de partidos políticos, han manifestado su repudio por las graves omisiones que tuvieron algunos funcionarios del gobierno que encabeza Rolando Zapata Bello ante las amenazas de muerte que había recibido la mujer.

Incluso la ex fiscal, y ahora diputada local del PRI, Celia María Rivas Rodríguez, aclaró que sí se le otorgó protección a Emma Gabriela durante su encomienda en la dependencia estatal, y de hecho recuperó a sus tres hijos que estaban en manos de su exesposo, Mario Alberto Medina Sonda.

Por otra parte, Aldecua Kuk, señaló que no puede precisar si Medina Sonda es el responsable del asesinato “por ahora no se sabe quién es el autor intelectual del crimen”.

“Ya tenemos a dos tabasqueños que ultimaron a puñaladas a la madre de tres hijos, esta semana detuvimos quién les dio el dinero para perpetrar el homicidio, pero las investigaciones aún siguen su curso”, añadió.

Aseguró que no pueden aportar más datos del reciente asesinato porque la carpeta de investigación sigue abierta, “pronto vamos a saber quién o quiénes, es o son los autores intelectuales del asesinato de Emma Gabriela para fincar responsabilidades”.

Noticia anterior

Demandan que renuncie el delegado del INAH

Siguiente noticia

Los torneos de lazo siguen sin reglamento