Inicio»Portada»Zapata, ladrón y corrupto

Zapata, ladrón y corrupto

1
Compartidos
Google+

El Día Internacional del Trabajo dividió a los yucatecos con la realización de dos marchas. En el evento oficial fue evidente el acarreo y el pase de lista de asistencia.

Mientras que los poco más de mil 500 disidentes tildaron de corrupto y ladrón al gobernador Rolando Zapata Bello y al presidente Enrique Peña Nieto, y al primero le reprobaron el desinterés que mantiene hacia los yucatecos.

La marcha oficial se efectuó a lo largo del Paseo de Montejo, en cuyas calles aledañas habían diversos autobuses y vehículos oficiales que se encargaron en transportar a los participantes, a quienes se les invitó una torta, agua purificada y jugos del DIF Estatal.

Al mismo tiempo, habían personas que tenían la lista de nombre de los trabajadores de las diversas dependencias gubernamentales así como los incorporados a sin sindicatos afiliados al Gobierno del Estado, quienes verificaban la asistencia.

A las 8 de la mañana los marchistas de izquierda se reunieron en el parque “Gral. Santos Degollado”, en el barrio de Santiago Apóstol, y a las 8:46 horas iniciaron la marcha, para llegar a la sede del Ejecutivo a las 9:35, donde permanecieron por más de dos horas. A esta actividad participaron agremiados de diversos sindicatos, partidos políticos y organismos de izquierda, además de ejidatarios y vecinos de tres municipios.

Durante el trayecto, de poco más de un kilómetro, diversas y numerosas fueron las consignas en contra del presidente Enrique Peña Nieto y del gobernador Rolando Zapata Bello.

Asimismo, lamentaron las arbitrariedades que prevalecen en el Tribunal Superior de Justicia del Estado. Solicitaron la destitución del delegado de la Procuraduría Agraria, Omar Corzo Olán, y denunciaron la actitud de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma).

Incluso, reprocharon el conformismo de los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) y del Revolucionario Institucional (PRI), quienes votan a favor del Gobierno en lugar de apoyar a la ciudadanía.

Durante el mitin, lo que más llamó la atención fue la piñata-marioneta que hacía alusión a Peña Nieto, la cual, durante el plantón, fue golpeada por los niños que participaron en el evento, y al final, el objeto fue quemado en medio de la cinta asfáltica.

A la marcha también participaron ejidatarios, campesinos y pobladores de Kinchil, Chocholá y Hunucmá, quienes denunciaron las anomalías que protagonizan los titulares de Reforma Agraria, así como de Seduma.

El primero en hablar fue el secretario general del Sindicato Nacional del Monte de Piedad, sección Yucatán, Javier Méndez Tamayo, quien afirmó que “la lucha está en la calle”, y advirtió que la marcha fue en repudio a la labor de Peña Nieto y Zapata Bello.

Posteriormente, Pablo Duarte Sánchez lamentó la actitud de Peña Nieto de “arrodillarse” ante el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con tal de renegociar el Tratado de Libre Comercio.

Noticia anterior

Roban con pistolas en tienda; se llevan 2 mp y 6 celulares

Siguiente noticia

Iniciarán a contratar obreros el lunes 8