Inicio»Yucatán»Desplome apícola por alimento artificial

Desplome apícola por alimento artificial

0
Compartidos
Google+

Alimentar artificialmente a las abejas con azúcar es un método ineficaz para mantener la producción de miel, que se ha desplomado en la región, indicó la empresaria y asesora apícola Nelly Ortiz Vázquez.

Si bien el uso de la azúcar sirvió en su momento para solventar algunas crisis en la producción, provocadas por fenómenos meteorológicos como fue el impacto del huracán Isidoro en 2002, en los últimos años ha resultado ineficaz, abundó.

“Hoy vemos un desplome tremendo en la producción de miel, debido a que, si bien el uso de azúcar ayudó en su momento, nadie tomó en cuenta la desaparición paulatina que ha tenido la floración de importantes especies para la producción de miel”, expuso.

Hablamos de especies como el tajonal y el árbol conocido como dzidzilché, que son vitales para la colecta de néctar y polen para las abejas y cuya densidad se ha visto afectada por el crecimiento de la mancha urbana y el uso de agroquímicos inadecuados, precisó.

La entrevistada, quien también es consejera de la Unión de Apicultores de Yucatán, recordó que hasta hace unos años se podía sacar hasta 25 kilogramos de miel de una colmena y ahora los productores reportan que en el mejor de los casos logran solo cinco kilos.

Eso también ha impactado las exportaciones del dulce local y cerrarían este año con una caída del 50 por ciento.

Por ese motivo, sostuvo que lo idóneo es invertir recursos en la siembra de plantas y flores que generen el polen y néctar que necesitan las abejas de manera natural para producir miel, y empezar a dejar atrás el uso de azúcar, pues al final se trata de un proceso artificial que a la larga impactaría en la calidad del dulce.

“Realmente la situación es preocupante porque solo en Yucatán son casi 12 mil familias que dependen de esta actividad”.

No vimos o no quisimos ver en su momento la forma de solucionar las cosas y optamos por una medida que en su momento fue práctica pero que ya no eficaz”, agregó.

 

DESAFÍO

La falta de fuentes naturales de alimento para las abejas es actualmente el desafío más grande de la actividad, por ello la necesidad de tomar acciones para recuperar las zonas de floración que han desaparecido, o de lo contrario la situación podría complicarse mucho más, subrayó.

Noticia anterior

Incrementan las páginas con videos sexuales de yucatecas

Siguiente noticia

No hay denuncia ante Profepa sobre posible daño al ecosistema