Inicio»Yucatán»No quieren ediles respetar Estado de Derecho: Codhey

No quieren ediles respetar Estado de Derecho: Codhey

1
Compartidos
Google+

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), José Enrique Goff Ailloud, señaló que la falta de voluntad ha generado que los alcaldes se resistan a acatar la recomendación general que prohíbe la entrada a menores de edad a las corridas de toros y sus derivados, como los llamados torneos de lazo.

“Es una cuestión de voluntad, es una falta de compromiso con el tema de derechos humanos, donde se antepone otro tipo de intereses sobre el tema, sabemos que no es una medida popular, pero busca garantizar a los menores de edad una vida libre de violencia y a no ser expuestos a situaciones que, sin duda, pueden afectarlos en su desarrollo emocional, físico o psicológico”.

El ombudsman reconoció que, como organismo público, no pueden aplicar sanciones a los ayuntamientos que se resisten a acatar esta medida, sin embargo, afirmó que seguirán insistiendo en el tema, que no es específico de la Codhey, sino que deriva de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en su informe 2015.

“Ese año, el organismo internacional pidió al Gobierno de México que regule la entrada a los menores de edad a los espectáculos taurinos. Por ello, en agosto del año pasado, la Codhey emitió la Recomendación General número 08/2016, dirigida a cabildos y presidentes de los 106 municipios del Estado, solicitando modificar sus reglamentos para prohibir que niñas, niños y adolescentes tengan una participación activa y/o pasiva en eventos y espectáculos en los que se promueva o difunda algún tipo de violencia, como los llamados torneos de lazo”.

A casi un año, solo 15 ayuntamientos han acatado dicha recomendación, entre los que se encuentran Tzucacab, Baca, Cuncunul, Panabá, Mérida, Kaua, Yaxcabá, Quintana Roo, San Felipe, Dzemul, Chumayel y Yobaín.

Goff Ailloud mencionó que en este caso no aplica el argumento de usos y costumbres, como aluden los presidentes municipales, toda vez que las corridas de toros y los espectáculos derivados no vienen de la cultura maya, sino después de la Conquista española.

“Por lo tanto, consideramos que no aplica aquí, y en caso de que aplicara, ningún uso y costumbre puede estar por encima del derecho humano. Nuestra lucha es que se prohíba la entrada a menores de edad. Seguiremos insistiendo y llevando el tema a las instancias correspondientes como el Congreso local y las que correspondan, porque hay estados que han regulado esta situación en su ley, como Campeche y Michoacán”.

Noticia anterior

No bajar la guardia

Siguiente noticia

Inicia Foro Internacional en la UTM