Inicio»Portada»Ocupa Estado primer lugar en enfermedades diarreicas

Ocupa Estado primer lugar en enfermedades diarreicas

0
Compartidos
Google+

La falta de políticas públicas y de sanidad que prevalece en Yucatán, a consecuencia del desinterés del gobernador Rolando Zapata Bello por la salud de las personas, ha provocado que el Estado ocupe el primer nacional de incidencia de Enfermedades Diarreicas Agudas (EDAS) en menores de cinco años.

Asimismo, es la principal entidad federal con mayor incremento en solo una semana, pues el exceso de calor pone de manifiesto el fracaso de los programas de prevención y atención oportuna de este tipo de enfermedades.

Lo peor de todo, el secretario de Salud de Yucatán (SSY), Jorge Eduardo Mendoza Mézquita, pretende excusar la anomalía al manifestar que es la ciudadanía la verdadera responsable de la proliferación de número casos, debido a la falta de higiene.

Al mismo tiempo, manifestó que son las condiciones climáticas prevalecientes las que originan el aumento de las EDAS, pues provoca que los alimentos se descompongan con mayor rapidez, entre otros fenómenos relacionados.

 

INCIDENCIA DE 4.9 POR CADA MIL INFANTES

De acuerdo con la dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud federal, Yucatán es el Estado con mayor frecuencia de EDAS en niños menores de cinco años, con una incidencia de 4.9 por cada mil infantes, seguido de Zacatecas, con 4.1, y Guerrero, con 3.9.

A nivel nacional, en lo que va del año, se registraron 653 mil 168 casos en menores de cinco años, lo que representa un decremento del 15.4 por ciento, con respecto al mismo período del año anterior.

Por ende, es notable la desidia de Zapata Bello para establecer medidas que mitiguen la prevalencia de esta patología, la cual es más notable en las poblaciones rurales y en familias de escasos recursos.

Asimismo, en general, durante la semana epidemiológica número 26, correspondiente del 25 de junio al 1 de julio, de las siete entidades federativas con un mayor incremento con respeto a la semana anterior, Yucatán está a la cabeza, con el 22.5 por ciento, seguido de Tabasco, con 18.2 por ciento, y Quintana Roo con el 16 porcentual.

En la clasificación de EDAS se incluyen ocho patologías diferentes, de las cuales, por el momento, el 94 por ciento de los casos correspondió a “Otros organismos y males definidos”, seguido de las amebiasis intestinal, con el 3.7 porcentual, y el resto por fiebre tifoidea, infecciones intestinales, intoxicación alimentaria y salmonelosis.

El padecimiento de diarreas es una realidad infectocontagiosa que de no vigilarse puede dejar secuelas drásticas en el organismo, así como la muerte por deshidratación.

El epidemiólogo Salvador Gómez Carro pidió a las familias yucatecas tomar las medidas precautorias para evitar la aparición de este tipo de enfermedades, ya que para este año se prevé una fuerte temporada de calor.

“Con motivo de la temporada de calor incrementan los riesgos para la salud por enfermedades diarreicas agudas y los efectos asociados a la exposición a temperaturas ambientales extremas, como golpe de calor, insolación y lesiones dérmicas”, acotó.

La situación se complica con el inicio de la temporada de lluvias, en la cual también se elevan los casos de dengue”, acotó.

Noticia anterior

Muere pasajera de taxi

Siguiente noticia

Usurpa el alcalde de Izamal funciones de Procuraduría Agraria