Inicio»Yucatán»Crece xenofobia

Crece xenofobia

0
Compartidos
Google+

Con el pretexto de que son los causantes del aumento de la incidencia delictiva en el noreste de la entidad, también pobladores de Río Lagartos se sumaron a la expulsión de “foráneos”.

A la fecha la xenofobia prevalece en cinco municipios, e inició hace poco menos de un mes en Dzilam González, continuó en Dzilam de Bravo, Dzidzantún y San Felipe.

Hasta el momento, de manera irresponsable, el gobernador Rolando Zapata Bello se niega a declarar en torno a este fenómeno que inició con un violento asalto en un negocio de Dzilam González, que dejó como saldo dos lesionados.

Ayer, pescadores de Río Lagartos realizaron una protesta para exigir la expulsión de “los no yucatecos”, al mismo tiempo que solicitaron que se les impida participar en la captura de pulpo,  que inició el pasado martes.

Desde temprana hora, los inconformes bloquearon el puerto de abrigo, con tal de presionar al alcalde Juan Martín Contreras Celis. A la protesta se sumó personal de las cooperativas pesqueras “Cepeda Peraza” y “Río Lagartos”.

Aseveraron que continuarán con esa postura para obtener una respuesta oficial para procurar la expulsión, al mismo responsabilizaron a los empresarios permisionarios de contratar a personas de otros estados, a pesar de que estos “sólo desestabilizan la paz y la seguridad de la población”.

La problemática lleva poco menos de un mes y hasta el momento no hay reacción de Zapata Bello, incluso el Ejecutivo nada hizo para evitar la expulsión de “foráneos” que vivían en Dzilam González, Dzilam de Bravo y Dzidzantún.

Los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) sólo permanecen en estas poblaciones en calidad de “observadores”.

Ayer el ombudsman de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), José Enrique Goff Ailloud, exhortó a las autoridades de los municipios costeros a generar las condiciones de diálogo y entendimiento a fin de evitar conductas xenofóbicas que generan violencia y propician la discriminación, incluso, entre los yucatecos.

Noticia anterior

Roban en bar del CH y en kínder de Bellavista

Siguiente noticia

Analizan zonas para nuevos comedores