Inicio»Portada»Indiferente Zapata ante los actos de xenofobia

Indiferente Zapata ante los actos de xenofobia

1
Compartidos
Google+

A un mes de los enfrentamientos entre pobladores y foráneos en al menos seis municipios de la entidad, el Gobierno del Estado que encabeza Rolando Zapata Bello ha demostrado total indiferencia al mantenerse callado ante este hecho, que lastima la paz y seguridad de miles de ciudadanos que habitan en esas comunidades.

Ante la falta de respuesta y estrategias por parte de las autoridades estatales y municipales, anteayer vecinos de Celestún bloquearon con 15 lanchas el acceso al puerto, sumándose así al “operativo de expulsión de foráneos”, y así evitar el ingreso de pescadores de Champotón, Campeche.

Diversos sectores, como la Cámara Nacional de Comercio de Mérida (Canacome), ha manifestado la afectación a sus socios ubicados en los municipios que registran enfrentamientos, pues el turismo teme acudir a esos sitios, varios de ellos considerados atractivos turísticos, como Río Lagartos, San Felipe y recientemente Celestún.

Actores políticos como el presidente estatal de Morena, Mario Mex Albornoz, han manifestado su desacuerdo con la posición que ha tomado el Gobierno del Estado de callar ante hechos violentos.

“El Gobierno del Estado debe emitir un posicionamiento sobre este tema que ha estado afectando a pobladores de diversos municipios, no solo en la parte de la vigilancia sino en su economía. Es una evidente falta de apoyo a la población, vemos que en esos municipios hace falta empleo, pero bien remunerados”, manifestó.

La expulsión de foráneos inició hace un mes en Dzilam González luego de un violento asalto. Posteriormente se extendió a Dzilam de Bravo, Dzizantún, San Felipe, Río Lagartos y recientemente Celestún.

La rivalidad entre pescadores yucatecos y el vecino Estado de Campeche se ha tenido desde  hace varios años, por el aprovechamiento de los recursos naturales, pero se agudiza en fechas de captura, como la de pulpo, que actualmente se encuentra en temporada de pesca.

 

LLAMADO DE CODHEY

Entrevistado al respecto, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), José Enrique Goff Ailloud, pidió a los alcaldes de los puertos yucatecos garantizar la integridad de quienes son originarios de éstos y de quienes no lo son, así como de evitar confrontaciones entre unos y otros.

Luego de que en Celestún se registrara un nuevo caso de bloqueo contra foráneos, el ombudsman afirmó que los municipios deben generar canales diálogo y evitar la violencia en sus comunidades, al tiempo que rechazó las actitudes xenófobas que se han manifestado en últimas fechas.

“De ninguna forma se debe expulsar a las personas no originarias porque atenta contra derechos humanos, específicamente el artículo primero constitucional, que señala que nadie puede ser discriminado y el 11, que habla sobre el libre tránsito en el país. Nadie tiene derecho a limitarnos de ninguna manera”, sentenció.

Goff Ailloud afirmó que no se les debe tachar a estas personas como delincuentes solo por ser de fuera, aunque se dijo a favor de la aplicación de la ley si sucede algún contratiempo.

“Si cometen un delito que se presenten las denuncias, como ocurrió en Dzilam. El llamado es a la civilidad y a la calma. En este caso, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) tiene que garantizar la seguridad y el derecho a la integridad de las personas”, aseveró.

Noticia anterior

Portada

Siguiente noticia

Disminuyen ventas en 70 por ciento