Inicio»Portada»Sin fecha la instalación de cámara hiperbárica

Sin fecha la instalación de cámara hiperbárica

0
Compartidos
Google+

Ante el desinterés y la negligencia del gobernador Rolando Zapata Bello, la cámara hiperbárica a instalar en el Hospital General “Dr. Agustín O’Horán” no sería la primera en su tipo en Latinoamérica, por obsoleta.

Por ende, el mandatario incumpliría uno de sus “Compromisos de Gobierno” establecidos al principio de su administración, específicamente el número 96, cuya dependencia responsable es la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY).

El titular de dicha dependencia, Jorge Eduardo Mendoza Mézquita, reconoció que la construcción de la infraestructura para la cámara hiperbárica continuará detenida, porque se carece de los parámetros para presentar un anteproyecto, para la adquisición de recursos a través del Seguro Popular.

Es decir, no se puede cumplir con los requisitos de la respectiva propuesta, mediante la cual se pediría un techo financiero para continuar con la construcción de la infraestructura que pueda albergar la cámara hiperbárica, proyecto heredado por la administración de Ivonne Ortega Pacheco.

Todo está en veremos, lo que provoca que el equipo se oxide y quede obsoleto, pues hasta 2009, cuando se compró, era la primera en su tipo de América Latina.

El 14 de enero de 2009 Ortega Pacheco anunció que con inversión superior a los 11 millones de pesos se pondría en funcionamiento una cámara hiperbárica para atender a 20 pacientes al mismo tiempo, la quinta de su tipo en el continente americano.

El equipo, cuyas piezas fueron adquiridas en diversas naciones de Europa, mide unos 17 metros de largo por 10 de ancho y cuenta con sillones tipo “reposet”.

En aquel entonces la demanda diaria de este tipo de servicios era de 120 pacientes, pero solo se contaba con tres pequeñas cámaras que atendían a este número pero al mes.

El grupo financiero Banorte donó cerca de 11 millones de pesos para la adquisición de este equipo, pero se carecía de recursos federales para empezar con la construcción del inmueble.

Primeramente se estableció que estaría lista en noviembre de 2010, luego la SSY se comprometió que sería en enero de 2011 y en agosto de ese año iniciaría funciones, pero se pospuso para mediados de 2012.

Cuando Rolando Zapata Bello tomó posesión como titular del Ejecutivo prometió a tenerla en funcionamiento lo más rápido posible, pero hasta el momento, nada.

De acuerdo con el proyecto, por su capacidad, sería la primera en su tipo en Latinoamérica y brindaría servicio las 24 horas, para la atención de pescadores con problemas de descompresión, personas con trauma, enfermos de diabetes y recién nacidos con determinada patología.

A cinco años como gobernador, la obra siguen detenida, e incluso, el avance de la propuesta número 96 es de apenas el 30 por ciento.

De acuerdo con el Observatorio de Compromisos de Yucatán, el 31 por ciento de las promesas del gobernador aún no son cumplidas, e incluso, alguna de ellas tienen un avance de apenas el 10 porcentual.

Por lo pronto, el O’Horán sólo cuenta con una cámara monofocal, para una persona a la vez, a pesar de que es alta la demanda, en especial durante la temporada de captura del pepino de mar, cuando se dispara el número de pescadores con descompresión.

La cámara se instalaría en el primer piso de la torre del O’Horán, y a pesar de que el equipo ya está en el nosocomio, aún no está lista la infraestructura que la permitiría su funcionamiento.

Noticia anterior

Policías reciben diplomas

Siguiente noticia

Vuelca volquete con estiércol de pollo