Inicio»Yucatán»Picadura de víboras al alza en Yucatán

Picadura de víboras al alza en Yucatán

5
Compartidos
Google+

Yucatán es uno de los 11 estados con menor inciden­cia de personas atacadas por serpiente, sin embargo, con la muerte de Gabriel Dzul Cupul, de 78 años, ya figura entre las de mayor índice de mortalidad.

En lo que va del año ya son dos las personas fallecidas, y el primer caso se registró a principios de marzo pasado, cuando Domingo Tun Dzib, de 60 años, fue mordido por una víbora cuando se dirigía revisar su apiario, en Nohsu­ytún, comisaría de Valladolid.

Ayer se confirmó que el sá­bado 19 el septuagenario mu­rió a consecuencia de la pica­dura de una “cuatro narices”.

Alrededor de las 6:00 ho­ras el hoy occiso se dirigía a su ejido “Pan y Leche”, ubi­cado en Yalcobá, comisaría de Valladolid, cuando fue atacado por el ofidio, tam­bién conocido como “huol­poch”.

A las 15:00 horas, al ver que el hoy extinto no regresaba a su domicilio, ya que acostum­braba a retornar al mediodía, optaron por buscarlo, encon­trándolo ya sin vida y tirado a un costado de la carretera Yalcobá-X’Tut.

En lo que va del año, en el país ya se registraron mil 918 casos de personas atacadas por serpientes, 8.2 por ciento menos con respecto al mismo período de 2016, cuando la suma fue de dos mil 89.

Mientras que en el caso de Yucatán, el aumento es del 9.1 porcentual, al pasar de 22 a 24 casos confirmados acu­mulados.

El coordinador del Pro­grama de Zoonosis de la Se­cretaría de Salud de Yucatán (SSY), Daly Gabino Martínez Ortiz, afirmó que los acci­dentes ofídicos es un proble­ma multifactorial, y princi­palmente se registra cuando hay temperaturas alta o bien, fuertes lluvias.

La sequía y las quemas provoca que diversas espe­cies silvestres abandonen su hábitat y acudan a sitios más frescos, como son los hume­dales, cenotes, áreas agríco­las y domicilios, donde hay una mayor abundancia de agua y alimento.

Sobre todo, el crecimiento demográfico de Mérida pro­voca la invasión notable de los hábitats, y son numerosas especies de animales silves­tres que “son atrapadas” den­tro la mancha urbana, y mu­chos se adaptan rápidamente al medio.

Las serpientes no son la excepción, las cuales tam­bién salen de sus madrigue­ras cuando hay inundaciones, provocadas por las fuertes lluvias.

Explicó que los accidentes ofídicos son causados por tres tipos de serpientes de cascabel (Crotalusdurissus, Crotalusatrox y Crotalusscu­tulatus), así como la cuatro narices o nauyaca (Bothrop­sasper), y la huolpoch (Ag­kistrodon).

Noticia anterior

Proyectarán el filme “Hogar” en la UAC

Siguiente noticia

Se incendian tráileres tras chocar de frente