Inicio»Yucatán»Buscan declarar enfermo mental a asesino de mujer

Buscan declarar enfermo mental a asesino de mujer

1
Compartidos
Google+

El Sistema de Justicia Penal Acusatorio y Oral, así como el nuevo Código Procesal Penal que lo sustenta, podría sufrir su primer revés al verse impedido a sentenciar al presunto feminicida Eduardo Enrique Real Castillo, quien presenta un serio problema de salud mental.

El psiquiatra Arsenio Rosado Franco, especialista del penal meridano, determinó que el hoy recluso tiene problemas mentales y padece retraso, situación que lo haría candidato a que se lo declare inimputable del asesinato de su esposa Jéssica Esmeralda Cano Baas, de 25 años de edad.

Por lo pronto, anteayer fue sometido a un electroencefalograma en el Centro Médico Americano para valorar su actividad cerebral y establecer o rechazar si realmente presenta algún trastorno.

Durante la audiencia, el juez Segundo de Control del Centro de Justicia Oral de Mérida, Luis Edwin Mugarte Guerrero, recibió el resultado del estudio efectuado a Real Castillo, cuyo dictamen establece que tiene un serio problema de salud mental.

Incluso, se propuso que sea valorado por un psicólogo para determinar si padece problemas de inteligencia.

Ya con este dictamen, se espera que se reanude la audiencia intermedia el próximo jueves 7, a las 10 horas, para establecer el paso a seguir en torno al proceso del imputado por el delito de feminicidio cometido el pasado 23 de junio en Plaza Fiesta.

Asimismo, el próximo viernes 8 se lo someterá a otro electroencefalograma, para corroborar los resultados de la primera prueba.

El actual Sistema de Justicia entró en vigor el 15 de noviembre de 2011, y se tornó válido para todo el Estado a partir del 3 de junio de 2014; hasta el momento no ha tenido un caso de exoneración a un presunto inculpado por el simple hecho de “estar loco”.

Tal estrategia fue confeccionada Rafael Ortiz Ley, defensor de Real Castillo, quien evitó la salida alterna como el procedimiento abreviado, como alternativa para su cliente, a sabiendas de que le pueden dar hasta 50 años de prisión.

La defensa del sujeto también presentó el expediente clínico del Hospital General Regional 01 “Ignacio García Téllez” (T-1) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el cual consta que sufrió un problema de hipoxia en el cerebro (falta de oxígeno) y que por lo mismo tiene trastornos de conducta.

Incluso, también anexó un expediente clínico del Hospital Psiquiátrico “Yucatán”, en el que consta que la pareja acudió a dicho lugar para que fueran atendidos, ya que ambos alegaban tener problemas conductuales.

Noticia anterior

Premian desempeño de voluntarias del DIF

Siguiente noticia

Del duelo luctuoso, al duelo discursivo