Inicio»Yucatán»Encuentran quinto cuerpo a 48 horas del derrumbe

Encuentran quinto cuerpo a 48 horas del derrumbe

1
Compartidos
Google+

A 48 horas del derrumbe, el cuerpo de un quinto trabajador  fue hallado sepultado entre los escombros del Complejo Paseo 60, y podría tratarse del trabajador Enrique Javier Torres Fernández, de 49 años de edad, que sigue en calidad de desaparecido.

Autoridades de rescate evidenciaron su negligencia, entre ellas el director de la Unidad Estatal de Protección Civil (Procivy), Miguel Aarón Palomo Euán, que a unas horas del colapso aseguró que ya no había más heridos ni atrapados, por lo cual se suspendieron las labores de búsqueda.

Sin embargo, debido a la presión de los familiares de Torres Fernández, a poco más de 12 horas de concluir las acciones de rescate, éstas fueron reanudadas, específicamente por parte de los binomios caninos.

Poco después de las 18 horas de ayer, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que el Escuadrón K9 de la corporación ubicó el cuerpo de una persona que falleció a causa del derrumbe ocurrido el pasado lunes 4.

“Los agentes caninos Dexter, un pastor holandés, y Samo, un pastor belga malinoa, ambos especialistas en detección de cadáveres en tierra y agua, localizaron a la persona que estaba sepultada entre los escombros producto del siniestro”, precisó.

Elementos del Servicio Médico Forense (Semefo) del Instituto de Ciencias Forenses de la FGE se trasladaron al lugar para realizar el levantamiento del cuerpo y llevarlo a sus instalaciones, en donde se realizó el protocolo de necropsia correspondiente, para determinar la causa de muerte y proceder a su identificación.

Hasta el cierre de la edición, la víctima seguía en calidad de desconocida, esperando que los familiares lo identificaran y posteriormente, reclamaran el cadáver.

El día del desplome fueron hallados los cuerpos de los yucatecos Eder Maury Vázquez Moo y Audomaro Ek Ac, de 22 y 42 años, así como de Casimiro Bustos Hernández y José Raymundo Guillén González, de 26 y 56 años, el primero de Veracruz y el segundo  de la Ciudad de México.

El pasado lunes 4, poco antes de las 21 horas, Palomo Euán aseveró que el saldo fue de cuatro muertos, al mismo tiempo que perjuró que no había otra persona más enterrada entre los escombros, postura que sostuvo al día siguiente por la mañana.

Sin embargo, el pasado martes 5, cerca del mediodía, Elda María Uicab y su cuñada, Wilma Torres Fernández, llegaron al sitio, ubicado en la calle 35 con 60 del Centro Histórico de Mérida, para averiguar del paradero de Torres Fernández. Se les dijo que las acciones de rescate fueron suspendidas, porque no había más cuerpos enterrados.

Wilma Torres expresó que acudieron a la FGE y a varios hospitales para preguntar por su hermano, pero en todo momento la respuesta fue negativa, por lo que exigió a las autoridades que continúen la búsqueda.

La bicicleta de su consanguíneo aún permanecía adentro de la obra, demostrando que si acudió a laborar, pero nunca regresó a su domicilio ubicado en el fraccionamiento Juan Pablo II, de la capital yucateca.

Fue esa insistencia y desesperación que obligó a las autoridades a reanudar las labores de rescate que concluyeron que la ubicación de una quinta víctima de la tragedia.

Noticia anterior

Falta mejorar inclusión de las personas con discapacidad

Siguiente noticia

Carlos Aguiar es el sucesor de Norberto Rivera tras su renuncia