Inicio»Yucatán»Error humano detrás de trágico derrumbe

Error humano detrás de trágico derrumbe

0
Compartidos
Google+

Esta semana se daría a conocer el resultado del peritaje del derrumbe del complejo hotelero y comercial Paseo 60, aunque todo parece indicar que se trató de un error humano.

Aún continúa abierta la carpeta de investigación en torno a los hechos ocurridos el pasado lunes 4, a las 17:35 horas, donde perdieron la vida cinco trabajadores, sin que hasta el momento la Fiscalía General del Estado (FGE) establezca una fecha tentativa para el deslinde de responsabilidades.

Ya se realizan las comparecencias de los implicados en el incidente ocurrido en la obra de la calle 35 con 60 del Centro Histórico de Mérida, entre las que destaca la del operador de la grúa que reconoció su error el maniobrar la pesada máquina.

En torno a la posibilidad de que sea responsabilizado por el delito de homicidio no culposo, la FGE se abstuvo a adelantar vísperas ya que aún no concluye la carpeta de investigación.

A una semana del lamentable incidente, se informó que hoy concluyen las labores de búsqueda de una sexta víctima, mismas que en un principio fueron suspendidas.

Asimismo, a partir de mañana se daría a conocer el peritaje correspondiente al lamentable suceso, en el que perdieron la vida Eder Maury Vázquez Moo, Audomaro Ek Ac y Enrique Javier Torres Fernández, yucatecos de 22, 47 y 47 años respectivamente, así como Casimiro Bustos Hernández, veracruzano de 26 años y José Raymundo Guillén González, de la Ciudad de México y de 56 años.

Tras lo ocurrido, la FGE envió los respectivos citatorios a todos los responsables de las compañías a cargo. Se presentaron ante el Ministerio Público para declarar desde el pasado miércoles 6 hasta el viernes 8.

Comparecieron los responsables de las 10 empresas que participan en la construcción del proyecto que incluye dos hoteles, una plaza comercial, tiendas y un restaurante, para ofrecer sus testimonios y dejar en claro el grado de responsabilidad de cada una en el grave incidente.

Asimismo, al Ministerio Público también acudió el operador de una grúa, quien admitió su culpa al realizar una mala maniobra, lo que ocasionó el derrumbe.

El operario de la maquinaria acudió en compañía del representante legal de la compañía Predecón, encargada de la edificación de esa parte del desarrollo, cuyo inversionista principal es José Chapur Zahoul.

Durante su comparecencia, según la FGE, reconoció que cometió un error de cálculo cuando colocaba una trabe de concreto, ya que en un momento dado impactó la estructura de la edificación proyectada de 12 pisos, de los cuales siete ya estaban terminados.

El representante legal de la firma constructora aceptó la responsabilidad legal y laboral, motivo por el cual absorbieron los gastos funerarios de las cinco víctimas.

Noticia anterior

Últimos acuerdos entre los aspirantes del PRI

Siguiente noticia

Firme la devoción a la Virgen