Inicio»Portada»Hospital de Ticul, otro fracaso de Zapata Bello

Hospital de Ticul, otro fracaso de Zapata Bello

1
Compartidos
Google+

El gobierno de Rolando Zapata Bello quedará a deber a los ciudadanos el hospital de Ticul, como sucedió en la anterior administración con el palacio de la civilización maya, denunció el diputado local del Partido Acción Nacional (PAN), Rafael Montalvo Mata.

“Ya son dos (administraciones) seguidas de promesas incumplidas. En la anterior fue el tren bala y el palacio de la civilización maya, y actualmente Rolando Zapata nos queda a deber un hospital”, remarcó.

Lamentó que el sur de la entidad continúe careciendo de servicios de salud de primera calidad, con consecuencias fatales pues muchos lesionados en accidentes o enfermos han perdido la vida ante la falta de una atención pronta y oportuna.

“Es un problema mayor que el de las luminarias de Mérida, por el alto costo que implica y una falta de atención total por parte del Gobierno del Estado”, apuntó.

“Sabemos que la empresa Marhnos pide al Gobierno del Estado más de 600 millones de pesos y éste está ofreciendo una cantidad menor por el edificio. Desafortunadamente en este litigio los únicos que pierden son los ciudadanos”, aseveró.

Anteayer, se dio a conocer que el Grupo Marhnos, principal accionista de la empresa Infraestructura Hospitalaria de la Península (IHP), encargada de construir el hospital de Ticul, solicita al Gobierno del Estado el pago de 645 millones de pesos de indemnización por la cancelación del contrato que firmó con dicha compañía. Sin embargo, la administración estatal sólo ofrece 125 millones de pesos.

El edificio fue adquirido en escritura pública el 16 de marzo de 2011,  con propietario al Estado de Yucatán representado por Ivonne Araceli Ortega Pacheco en su calidad de gobernadora.

Fue obtenido en propiedad plena a Yalili Salomón Isaac, quien era el dueño anterior, con el tablaje catastral 1466, 1467, 1491, 1498 y 1506 y cada uno de estos lotes fueron vendidos en un millón 700 mil pesos.

Ante el abandono que tiene la infraestructura del  nosocomio de Ticul desde  hace más de dos años, el edificio está  lleno de maleza, totalmente destruido, lo que ha generado el descontento de los habitantes.

Montalvo Mata recordó que el litigio inició en mayo de 2015, cuando se rescindió el contrato y ahora, a dos años y medio, continúa el pleito que sólo afecta a los pobladores sureños.

Ante ese panorama, consideró que Zapata Bello debería ser mediador y buscar una solución al respecto, “porque adueñándose el edificio como se pretende hacer para oficinas administrativas no va a resolver el problema. Lo que Ticul quiere es un hospital, es la obra que se anunció, es la necesidad mayor que tiene el sur del Estado”.

 

Noticia anterior

Invita AMC al Papa a visitar Campeche

Siguiente noticia

Avanza destrucción más rápido que preservación