Inicio»Portada»Periodista violentado pide auxilio de Codhey

Periodista violentado pide auxilio de Codhey

1
Compartidos
Google+

El periodista Martiniano Alcocer Álvarez interpuso ayer una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), contra el director general del Instituto de Historia y Museos de Yucatán (IHMY), Jorge Esma Bazán, por agredirlo el pasado 5 de diciembre durante una reunión de trabajo.

Poco antes del mediodía, Alcocer Álvarez acudió a las oficinas del organismo autónomo a solicitar se proceda contra Esma Bazán, “pues considero que se violentaron mis derechos humanos por parte del director del Instituto de Historia y Museos de Yucatán, por la actitud prepotente, agresiva y ofensiva en mi contra y de más de 150 colaboradores, trabajadores y prestadores de servicio que acudieron a la reunión convocada el pasado día 5”.

Espero que la Codhey aplique las atribuciones legales que le corresponden, no sólo por mí, porque no quiero ser protagonista, sino por el grupo de personas que han sido violentadas en sus derechos humanos por un funcionario público que actúa con prepotencia, indicó.

Como se ha informado, Esma Bazán y Alcocer Álvarez sostuvieron un altercado en la fecha referida durante una reunión de trabajo en la Sala Mayamax del Gran Museo del Mundo Maya de Mérida. En dicha junta el funcionario estatal trató a gritos al personal asistente.

Alcocer Álvarez recordó que el día de los hechos, Esma Bazán por turnos iba haciendo ponerse de pie a quienes estaban en la sala, y a gritos les decía las cosas. También negó que este le hiciera alguna observación que desencadenó el desencuentro, sino que con voz altisonante exigía y daba órdenes.

El periodista refirió que ya le pagaron los dos meses que la dependencia estatal le debía, ya que desde abril de 2016 prestaba sus servicios para el proyecto Atlas Histórico y Cultural de Yucatán. De igual forma, rechazó lo que Esma Bazán, a través de un comunicado falso y lleno de mentiras, difundió sobre que ganaba 15 mil 920 pesos mensuales, pues su sueldo era de 12 mil pesos al mes.

“Es lamentable que a través de un remitido apócrifo y mentiroso se haya difundido el monto según de mi sueldo, cuando no es una forma correcta de proceder, ya que se trata de información privada. El comunicado es mentiroso desde el primer párrafo y hasta el último. Fue elaborado por una persona que no estuvo en el lugar de los hechos, o que actuó bajo presión”.

El quejoso sostuvo que Esma Bazán es una persona prepotente que maltrata al personal que labora en el instituto. “Ojalá y se proceda contra él, conforme a las atribuciones de la Codhey”.

Mencionó que a través de terceras personas, el funcionario ha intentado comunicarse con él, pero insistió en que si se llegara a dar algún encuentro, tendría que ser en un lugar público.

“Le dije a la persona, cuyo nombre no diré por respeto, que no se meta, y que si el señor Esma Bazán quiere dialogar conmigo, tendría que ser en un lugar público, con la presencia de los medios de comunicación, y la asistencia del guardia que contuvo al funcionario público cuando este hizo el ademán con el puño cerrado de intentar pegarme”.

Noticia anterior

Llegó la Consulta Escolar

Siguiente noticia

Enfermedades bucales afectan a la juventud