Inicio»Portada»Analizará el Gobierno dar millonario subsidio

Analizará el Gobierno dar millonario subsidio

0
Compartidos
Google+

El Gobierno del Estado analiza la posibilidad de aumentar a 35 millones de pesos mensuales el subsidio que le otorgan a los concesionarios del transporte público que operan en la capital yucateca, al considerar importantes y justificadas sus demandas.

El titular de la Dirección de Transporte del Estado de Yucatán (DTEY), Humberto Hevia Jiménez, declaró que tomarán con seriedad las propuestas que les hicieron los concesionarios, como incrementar el subsidio o bien, que el costo del pasaje sea de 13 pesos general y seis pesos tarifa social.

“Seguiremos trabajando. Si ellos proponen, hay que tomarlas en serio. Lo que se hace es que luego de la reunión estamos en el análisis de las propuestas. Por el momento no hay aumento”, aseveró.

De concretarse el aumento a la contribución, el Gobierno del Estado pagaría durante los ocho meses que le restan la cantidad de 280 millones de pesos, en apoyo a las mil 700 unidades que actualmente operan en Mérida, de las que el 80 por ciento tienen 14 años de antigüedad y se encuentran en malas condiciones.

Como se informó, empresarios del transporte público solicitaron al Gobierno Estatal un subsidio por 35 millones de pesos mensuales para mejorar la calidad en el servicio que prestan, o de lo contrario seguirán operando en malas condiciones.

David Quintal Medina, representante de Micro Expreso Urbano, manifestó la necesidad de que les aumenten el subsidio, que actualmente es de seis millones mensuales, para así mantener el costo del pasaje y paulatinamente adquirir autobuses nuevos.

Reconoció que el servicio que prestan no es bueno, pero lo justificó por la falta de recursos para renovar el parque vehicular y la adquisición de combustible para que las unidades puedan operar.

En los últimos 12 años, el alza en las tarifas del transporte público de adultos ha sido mayor al 60 por ciento, mientras que en la tarifa social es de 20 por ciento.

En octubre de 2013 los concesionarios del transporte público incrementaron un peso la tarifa del adulto, pasó de seis pesos a siete pesos y se mantuvo la tarifa social (niños, estudiantes y adultos mayores) en tres pesos. En diciembre de 2016, los permisionarios anunciaron otra alza, el costo de pasaje adulto pasó a ocho pesos y se sigue manteniendo la tarifa social. El argumento de los transportistas siempre ha sido el aumento al precio de los combustibles.

Una nueva alza en el transporte tendría  un fuerte costo político para el Gobierno local y una carga económica para los ciudadanos, quienes han manifestado su rechazo ante una posible alza pasaje porque afectaría severamente sus bolsillos.

Ante este panorama, Hevia Jiménez remarcó que ya se analizan las propuestas hechas por los concesionarios de transporte público, mismas que se abordarán con la seriedad que demanda el tema.

“Estamos trabajando en una agenda seria. El sistema lo tenemos que ver de manera integral. No solo henos tenido una reunión, ha habido otras más porque es parte del trabajo que tenemos”, apuntó.

El funcionario estatal sostuvo que el diálogo con los transportistas es permanente de tal modo que mantendrán reuniones continuas hasta llegar a algún acuerdo.

Noticia anterior

Migración amenaza la seguridad, dice Cetina

Siguiente noticia

En operación moderna subestación de la CFE