Inicio»Portada»Zapata Bello da espalda a ejidatarios de Homún

Zapata Bello da espalda a ejidatarios de Homún

3
Compartidos
Google+

Pobladores del municipio de Homún se manifestaron en las instalaciones de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma) y de la empresa Kekén para manifestar su rechazo a la mega granja porcícola que con la complicidad del Gobierno del Estado se construye en dicha localidad.

Más de 50 vecinos protestaron con pancartas ante la actitud corrupta que han mantenido las autoridades locales en el tema, específicamente contra el titular de la Seduma, Eduardo Batllori Sampedro, a quien señalan como el principal responsable de esta operación ilícita.

Poco antes del mediodía los afectados “tomaron” las oficinas de Seduma entre gritos y consignas, toda vez que temen perder su fuente de trabajo con la instalación de la granja, pues contaminaría los 300 cenotes ubicados en la zona conocida como “Anillo de Cenotes”.

Ante la nula respuesta que han recibido por parte del Ejecutivo estatal, los vecinos y empresarios de la localidad demandan la clausura inmediata de la granja que corre a cargo de Productora Alimentaria Porcícola (PAPO), que en sociedad con Kekén y directivos de un cooperativo de medios de comunicación, construyen.

Los quejosos asesorados por el Grupo Indignación, lamentaron que Zapata Bello no respete la decisión de los pobladores, pues en consulta realizada el pasado ocho de octubre, la mayoría de la gente rechazó la mega granja.

“Mucha gente toma agua de los pozos en Homún y no nos vamos a arriesgar a que nos contaminen. El pueblo no quiere la granja. Homún no se vende, Batllori eres un títere del Gobierno”, externaron durante su manifestación en las instalaciones de Seduma, ubicada en la calle 64 con 53 del Centro Histórico de la capital yucateca.

Durante la protesta, Batllori Sampedro afirmó que no existen contracciones en el tema. “Entiendo la preocupación de los compañeros, cualquier tipo de actividad humana genera un impacto”.

Carolina Ix Chin, representante de los quejosos, encaró al funcionario a quien acusó de sólo estar sentado en su oficina y desconocer la situación que aqueja a los pobladores.

“De esta granja en particular, el ordenamiento ecológico salió en el 2007 y supuestamente participaron muchos investigadores y académicos, se hicieron muchos talleres en la región, fue en la época de Patricio Patrón Laviada. Cuando entró la administración de Ivonne Ortega Pacheco ese ordenamiento ya estaba y se establecieron las zonas compatibles y la de actividad”, argumentó el funcionario.

Los quejosos le entregaron una carta donde narran que los juicios de amparo que han interpuesto están plagados de irregularidades y trampas, como si el gobernador, por medio del titular de la Seduma, se sintiera comprometido con la empresa en vez de velar por los derechos del pueblo y el medio ambiente.

Los manifestantes se trasladaron posteriormente a las oficinas de la empresa Kekén, ubicadas cerca del monumento a la Patria en Paseo de Montejo, donde pidieron hablar con el gerente identificado  sólo como Claudio, pero ningún directivo los recibió.

Ahí recordaron que dicha empresa prometió no vender cerdos a los dueños del proyecto, hasta que el conflicto llegue a su fin, además que exigieron a la autoridad estatal evite dar preferencia a la granja.

Gabriel José Cabrera Pech, empresario de Homún, externó que han interpuesto tres amparos contra la obra.

“Ni se había constituido la empresa PAPO que construirá la granja y ya contaba con los permisos. Se está construyendo en una reserva protegida que no debe ser usada para esto”, subrayó.

“En su manifiesto de impacto ambiental señalan que  pretende producir 49 mil cerdos, aunque no especifican acciones de protección al sitio y pese a ello se les dio el permiso”, lamentó.

Noticia anterior

Fortalecen hermanamiento

Siguiente noticia

Beneficiarán a 18 mujeres con reconstrucción mamaria