Inicio»Portada»Apatía para atender aumento de bullying

Apatía para atender aumento de bullying

1
Compartidos
Google+

La presidenta de la Asociación Estatal de Padres de Familia (Aepaf), Paula Lira Moguel, denunció la apatía con que autoridades estatales han atendido los casos de violencia de maestros y directivos escolares hacia estudiantes de los diferentes niveles educativos.

Mencionó que tanto la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (Segey) y la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey) poco han hecho para que estos casos se atiendan adecuadamente y se sancionen a los responsables.

“Se ha generado desde años el maltrato, violencia, discriminación y bullying en contra de niños y padres de familia”, apuntó.

“Hay cuatro casos en la Comisión de Derechos Humanos en los que sólo se emitieron resoluciones. Casos graves de violencia contra menores de edad. Queremos que se respeten los derechos de los niños, pues las leyes no se aplican ni se respetan”, continuó.

Dijo que este tipo de violencia ocurre en las escuelas cuando un padre de familia pone una denuncia por casos de bullying o abusos de directivos, por lo que los profesores incitan a los alumnos a que violentes al hijo de quien procedió, algo que vulnera los derechos de los menores.

Ante este panorama, señaló la importancia de que la Codhey emita recomendaciones y que las autoridades educativas tomen en cartas en el asunto contra quien resulte responsable por estos casos.

“Los que no saben de derechos son los padres de familia, los maestros y directivos son servidores públicos que deben de saber sobre los derechos de los niños y cómo van a trabajar con un sector vulnerable. Los saben pero no les conviene que se aplique la ley”, manifestó.

Instó a las autoridades educativas a poner un alto a sus simulaciones y mentiras sobre la atención que dan a los casos de violencia contra estudiantes, y poner énfasis a acatar lo que dicen las leyes y no dejar lo bonito que dice el papel.

“Cuando un padre o madre pone una denuncia ante la Fiscalía General del Estado o ante la Codhey, los maestros o directivos incitan a los alumnos a que violenten al hijo del padre que puso la denuncia. Entonces ellos mismos propician eso, y luego dicen que el niño sufre bullying. Lamentablemente por falta de conocimiento de los padres no saben cómo ejercer sus derechos”, acotó.

 

Noticia anterior

Apoyos a alumnos de primaria y secundaria

Siguiente noticia

Restauran el retablo de San Francisquito