Inicio»Yucatán»Persisten quejas en el “Baxal Ja” por maltrato

Persisten quejas en el “Baxal Ja” por maltrato

0
Compartidos
Google+

Pese a las nuevas quejas, el presidente del Instituto Promotor de Ferias del Estado de Yucatán, Juan José Abraham Achach, negó otra vez el maltrato al personal del parque acuático Baxal Ja, y menos que haya despidos injustificados.

“No hay nada en ese sentido, son vaciladas. El personal tiene sus horarios adecuados, el parque opera de 10 de la mañana a seis de la tarde y durante ese tiempo se cubre las horas que les corresponden”, afirmó en entrevista telefónica.

Como se informó hace unas semanas, un grupo de trabajadores que omitió su nombre por temor a represalias, denunció que ante las prisas por inaugurar el parque muchas atracciones no funcionan al 100 por ciento.

Afirmaron que varias piezas se han averiado y tanto empleados como visitantes han sufrido accidentes.

Los afectados recordaron que antes de la inauguración fueron contratados para laborar en diferentes áreas, pero les hicieron acarrear escombros para justificar sus sueldos ante la demora de la conclusión de los trabajos, esto aunado a los malos tratos por parte de directivos que sólo conocen como Javier, Mili, Fernando, y al personal de seguridad como Carlos y Tomy.

El parque fue inaugurado el pasado 28 de diciembre por autoridades estatales con bombo y platillo. Baxal Ja está integrado por un parque de toboganes y juegos de agua, así como de un espacio ecológico e interactivo que funciona simultáneamente.

La construcción del complejo tuvo un costo de 80 millones de pesos y está abierto todo el año de martes a domingo en horario de 10:00 a 18:00 horas. La entrada cuesta 80 pesos por persona.

Según los empleados, a los visitantes se les prohíbe introducir alimentos y bebidas, que los obliga a consumir en el único restaurante que funciona dentro de las instalaciones y que sólo ofrece hamburguesas y perros calientes, cuyos precios van de los 25 a los 50 pesos.

Y en cuanto a la jornada laboral, señalaron, en lugar de haber dos turnos para poder atender como se debe este parque, prefieren explotar a los trabajadores dejándolos casi 12 horas (de nueve de la mañana a ocho de la noche) sin derecho a comida.

Estas versiones fueron refutadas por Abraham Achach, quien sostuvo que el parque opera con un sistema  adecuado.

“Ese tema (la nota) es de algún comentario que alguien hizo, pero la gente que trabaja en el parque tiene sus horarios que  cumplen con la norma que se marca”, acotó.

“En todo caso tendríamos que hablar de casos en concreto, pero los supuestos malos tratos sólo se han ventilado en algunos medios de comunicación”, precisó.

Noticia anterior

Basurero, inocultable

Siguiente noticia

Ya van más de dos mil réplicas tras sismo del viernes