Inicio»Yucatán»Se prenden focos rojos en Seyé por lío ejidal

Se prenden focos rojos en Seyé por lío ejidal

0
Compartidos
Google+

Ejidatarios de Seyé exigieron la intervención del gobernador Rolando Zapata Bello para anular la asamblea donde fue electo José Francisco Burgos Pech como comisario ejidal, pues consideran que fue manipulada por funcionarios de la Procuraduría Agraria de Yucatán.

En un documento de cuatro cuartillas, Gaspar Cano Pech y Armando Flores Miam manifiestan que los campesinos ya están cansados que se los trate como objetos manipulables, aprovechándose de que son gente pacífica y sencilla.

“Exigimos que se respeten los acuerdos tomados y no traten de imponernos a una persona (Burgos Pech), que aunque sueña con ser ejidatario no conoce nada del ejido ya que jamás ha laborado en él y sólo es un advenedizo que busca sacar provecho”, manifestaron.

Cano pidió al mandatario estatal que gire órdenes a quien corresponda y se anulen lo más pronto posible las elecciones del Comisariado que se habrían realizado el pasado 11 de febrero, bajo circunstancias que afirmó desconoce la mayoría de quienes conforman el ejido.

Este conflicto agrario se suma al de otros municipios como el de Chocholá, en donde, como informamos, campesinos de esa localidad se enfrentaron anteayer luego de que allegados del comisario Paulino May Moo entraran por la fuerza a la Casa Ejidal para recuperar las instalaciones que utiliza Claudia Cob Durán, quien fuera destituida a principios del año pasado por la Procuraduría Agraria.

Los allegados de May Moo rompieron los candados y entraron al inmueble, lo que molestó a los simpatizantes de Cob Durán, quienes intercambiaron palabras al grado que tuvo que intervenir la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Chocholá y Seyé no son las únicas demarcaciones donde se han registrado conflictos por tierras ejidales, están los casos de Punta Laguna, en Valladolid; Hunucmá, Kanasín, Cinco Colonias, Motul, Dzilam González, por mencionar algunos.

En ninguno de los casos ha intervenido el Gobierno del Estado, pese a que en numerosas ocasiones los campesinos han acudido a Palacio de Gobierno a solicitar el apoyo de Zapata Bello, sin que este haya atendido y resuelto sus demandas.

Cano Pech expuso que la pasada elección se realizó con el propósito de que Lorenzo Cauich Miam impusiera a una persona de su confianza para que lo relevara, toda vez que el recién electo comisario ejidal fungió como mano derecha de este haciendo trabajos de represión contra los campesinos, que desconocen de leyes, para obligarlos a vender sus terrenos pagándoles una cantidad irrisoria y posteriormente buscándoles comprador para liquidarlos a una cantidad mucho más elevada.

Las anomalías que dieron pie a las inconformidades de los campesinos fueron diversas; por ejemplo, previo a la elección, eran cinco los candidatos a ocupar el cargo de comisario, los cuales se reunieron con directivos de la Procuraduría Agraria para el proceso correspondiente.

Burgos Pech no reunió con el perfil para ser candidato y aún así directivos de la PA dieron por sentado su registro para contender y al final resultó electo con 262 votos, de un padrón de mil 634.

“Por eso nos salimos cuatro candidatos, pues fue evidente la parcialidad del visitador de la Procuraduría Agraria y ahora pedimos enérgicamente al gobernador se revoquen dichas elecciones y se programen nuevas”, finalizó.

Noticia anterior

Peligran alumnos por postes deteriorados

Siguiente noticia

“Naturalmente México” llega a Plaza Galerías