Inicio»Portada»Hospital de Ticul, otra deuda de Zapata con los yucatecos

Hospital de Ticul, otra deuda de Zapata con los yucatecos

0
Compartidos
Google+

El gobierno de Rolando Zapata Bello definitivamente queda mucho a deber a Yucatán en el tema de salud. Se ha lavado las manos en la construcción del hospital de Ticul, que desde hace tres años está suspendida”, manifestó el diputado local del PAN, Rafael Montalvo Mata.

El también candidato a la alcaldía de Ticul, al sur de la entidad, recordó que la administración que encabeza Zapata Bello heredaría una deuda de al menos 645 millones de pesos a la empresa Marhnos, por la cancelación del contrato para la edificación de dicho nosocomio.

“Es un problema millonario, pues el adeudo crece 25 mil pesos al día y mientras no haya voluntad  del Gobierno del Estado, dudamos que la haya en los próximos meses, el hospital va a seguir como está”, aseveró.

Agregó que el tema está en litigio ante la Corte Internacional de Arbitraje con sede en París. “Es una obra negra y abandonada, desde hace tres años el edificio está así, llegó casi al 60 por ciento de su construcción pero por cuestiones administrativas y por falta de interés política fue cancelada”.

Lamentó que el sur de la entidad continúe careciendo de servicios de salud de primera calidad, lo que ha tenido consecuencias fatales pues muchos lesionados en accidentes o enfermos han perdido la vida ante la falta de una atención pronta y oportuna.

En diciembre del año pasado se dio a conocer que el Grupo Marhnos, principal accionista de la empresa Infraestructura Hospitalaria de la Península (IHP), encargada de construir el Hospital de Ticul, solicita al Gobierno del Estado el pago de 645 millones de pesos de indemnización por la cancelación del contrato que firmó con dicha compañía. Sin embargo, la administración estatal sólo ofrece 125 millones de pesos.

El edificio fue adquirido en escritura pública el 16 de marzo de 2011, el propietario es el Estado de Yucatán representado por Ivonne Araceli Ortega Pacheco en su calidad de gobernadora. Se obtuvo en propiedad plena a Yalili Salomón Isaac, con el tablaje catastral 1466, 1467, 1491, 1498 y 1506, y cada uno de estos lotes fue vendido en un millón 700 mil pesos.

Montalvo Mata mencionó que hoy el edificio está en total abandono pues está  lleno de maleza y destruido, lo que ha generado el descontento de los habitantes.

El legislador recordó que el litigio inició en mayo de 2015, cuando se rescindió el contrato y a casi tres años continúa el pleito que sólo afecta a los pobladores sureños.

“Casi al final de su administración, Ivonne Ortega Pacheco lo anunció (el hospital) con bombo y platillo así como lo hizo con el tren bala y el palacio de la civilización maya. Al final de cuentas Rolando Zapata Bello terminó pagando los platos rotos de la mala administración de Ivonne, pero también deja mucho que desear en este tema”, aseveró.

“El secretario de Salud, Jorge Mendoza Mézquita, siempre ha evadido las preguntas y ha mencionado que no se realizará el hospital de Ticul porque el Centro de Salud está bien. Lo invité a que vea que las condiciones no están adecuadas como él piensa que son”, apuntó.

La obra era de 900 millones de pesos y la deuda de más 600 millones de pesos. Ahora el Gobierno del Estado dice que Marhnos no cumplió con los tiempos estipulados para la construcción del hospital y Marhnos dice que el Gobierno del Estado no cumplió con los pagos que tenía que hacer para que el hospital se pudiera realizar, abundó.

“Es una obra de impunidad y un símbolo de opacidad porque no se le informa al ciudadano. Veremos quién se cansa primero, si los ciudadanos o un servidor de pelearlo o el Gobierno del Estado de negarlo”, sentenció.

Noticia anterior

Compete a Ayuntamiento tema de ruido en Centro

Siguiente noticia

Marchan en apoyo a la campaña de Meade