Inicio»Yucatán»Suspender calera, exigen ejidatarios de Chocholá

Suspender calera, exigen ejidatarios de Chocholá

0
Compartidos
Google+

Ejidatarios de Chocholá exigieron a las autoridades agrarias suspender lo más pronto la construcción de una calera en ese municipio, luego de certificar la existencia de fauna considerada protegida o en peligro de extinción en toda la zona.

Claudia Cob Durán, comisaria ejidal, informó que a mediados del mes pasado el actuario Carlos Chan Estrella, del Tribunal Unitario Agrario Distrito 34, inspeccionó el lugar donde se construye la empresa y encontró varias muestras de fauna como venado cola blanca, pavo de monte y ocelotes.

“Se pudieron ver huellas, plumas y excremento de las especies. También cómo se está afectando a la vegetación de estas 612 hectáreas, de las que 26 se usarán para construir la calera.

“Por eso esperamos que el Tribunal falle a favor de nosotros y emita las medidas cautelares para que se proteja nuestro medio ambiente y recursos naturales que los empresarios quieren explotar”, abundó.

Como se ha informado, ejidatarios denunciaron que la intromisión del gobernador Rolando Zapata Bello ha permitido que miles de campesinos hayan sido  despojados de sus tierras, no se les haga justicia y mucho menos reciban apoyos para trabajar sus parcelas, ni para defenderse de empresarios abusivos.

La comisaria lamentó el desinterés que ha tenido el Ejecutivo Estatal para atender las demandas de los campesinos, no sólo del ejido de Chocholá sino de los municipios que enfrentan problemas también por la intromisión de inversionistas que bajo engaños mal pagan las tierras de los parcelarios y luego devastan varias zonas de montes y selvas.

Sostuvo que la calera ha perjudicado la apicultura, principal actividad de Chocholá, “por eso queremos que sepan que los ejidatarios están defendiendo su territorio y su modo de vida”.

La zona afectada se encuentra en la carretera Chocholá-Kopomá, conocida como Camino Real, cerca de las vías férreas y a 200 metros de la vía  federal, zona donde se encuentran varios cenotes que también han sido contaminados.

“Si existe la justicia en Yucatán el resolutivo debe salir favorable, porque sí se encontró presencia de fauna y es lo que nosotros estamos demandando. Se está afectando nuestra flora y fauna con la instalación de esa calera y se hallaron evidencias”, apuntó.

 

FECHA

El próximo 18 de este mes el Tribunal Unitario Agrario determinará si se suspende la construcción de la calera. En caso contrario los ejidatarios interpondrán un amparo, toda vez que además de la flora y la fauna, la calera generaría problemas de salud.

Cob Durán afirmó que las autoridades federales y estatales, junto con la familia Abraham Mafud, inversionistas de la calera, han trasgredido la flora y fauna del ejido de Chocholá que conforman 565 parcelarios.

Noticia anterior

Inician mejoras en el mirador y muelle

Siguiente noticia

Siniestra incendio unos 200 vehículos