Inicio»Yucatán»Ciudadanos protestan por mal servicio de transporte público

Ciudadanos protestan por mal servicio de transporte público

0
Compartidos
Google+

Que las autoridades de la DTEY aún no solucionan problema

 

Cerca de 50 vecinos del fraccionamiento Polígono 108 impidieron el paso de las unidades de transporte público de pasajeros en esa zona, en protesta por el pésimo servicio que brindan y el desinterés de la Dirección de Transporte del Estado de Yucatán (DTEY) para solucionar ese añejo problema.

La manifestación duró poco más de una hora, periodo en el cual mantuvieron cerrada con una soga la calle 20 con 29 del fraccionamiento Unidad Habitacional CTM, mejor conocido como Polígono 108, al mismo tiempo que se apostaron en medio con pancartas, para exigir mejoras en el servicio.

Expusieron que están cansados del pésimo servicio que brinda la empresa Urbanos de Mérida, pero lo peor, dijeron, es la negligencia del titular de la DTEY, Humberto Hevia Jiménez, que hasta el momento se niega a responder las demandas.

La documentación sobre sus quejas también fue entregada al Ayuntamiento de Mérida, pero esta no puede tomar acción, ya que es competencia de la DTEY.

“Hevia Jiménez se lava las manos, no quiere ayudarnos para beneficiar a todas las personas que utilizan la ruta Polígono 108, pues sabe que entre los concesionarios hay familiares que están en el Gobierno (del Estado)”, denunciaron.

Asimismo, se estableció que “las unidades son autobuses destartalados, por lo que queremos nuevas unidades, no chatarras”.

Aunque hace años fueron adquiridas tres nuevos autobuses, ante la falta de mantenimiento, se echaron a perder, y ahora “el dueño sólo nos dice que no tiene dinero para comprar nuevos autobuses”.

La situación se complica aún más debido a la grosera actitud de los conductores, quienes no entregan el respectivo boleto, e impiden que suban estudiantes y senescentes, entre otras irregularidades.

De igual forma, los asientos están en pésimas condiciones, hay unidades que carecen de algunas bancas y constantemente presentan fallas mecánicas.

Incluso, se estacionan en doble fila, prolongan su estancia en los paraderos y por ende se genera un caos vial, principalmente, en el Centro Histórico.

“Es una burla que los empresarios quieran subir el costo del pasaje, cuando el servicio que brindan es pésimo”, coincidieron.

Afirmaron que no tolerarán un incremento, a menos que la empresa cuente con nuevas unidades y dé buen trato.

Debido a la manifestación, los conductores de los autobuses tuvieron que modificar momentáneamente su ruta, pues no podían ingresar a dicho fraccionamiento.

Noticia anterior

Un muerto y 8 lesionados deja explosión de bodega

Siguiente noticia

Reaparece sequía en la Península de Yucatán