Inicio»Portada»Zapata Bello, represor

Zapata Bello, represor

3
Compartidos
Google+

Defraudados de la caja de ahorro Crecicuentas denunciaron que de nuevo son víctimas de represión e intimidación por parte del Gobierno Estatal que encabeza Rolando Zapata Bello, pues han sido despojados de sus pertenencias y provocados en sus propias casas.

Julio César Magaña Baas, una de las víctimas, acusó a las autoridades estatales de haberlo mandado a seguir el pasado cinco de abril, cuando se dirigía a la capital yucateca para protestar durante la inauguración del Centro Internacional de Congresos (CIC) que encabezó el presidente Enrique Peña Nieto.

“En la carretera Dzan-Ticul, a las cuatro y media de la tarde, camionetas de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) me empezaron a seguir, viajaba con mi esposa y otras personas y varios metros después nos pararon. Pregunté el motivo y me respondieron que era una revisión de rutina. Sin embargo, se tardaron más de dos horas revisando y no encontraron algo”, abundó.

Lo que me pareció extraño, continuó el quejoso oriundo del municipio de Oxkutzcab, fue que durante el tiempo que permanecí estacionado mientras los policías revisaban toda mi camioneta, es que ningún vehículo pasó por el lugar; pregunté qué había pasado y los elementos me contestaron que por mi seguridad se habían cerrados los tramos. Pero no, lo hicieron para que nadie más viera lo que estaban haciendo con nosotros”.

La mañana de ayer defraudados de Mérida y de Oxkutzcab realizaron una protesta frente a Palacio de Gobierno, con pancartas, lonas y cruces de madera que, a decir de las víctimas, simbolizan el calvario que han sufrido en los últimos seis años, desde que inesperadamente la familia Argáez López, directivos de la empresa, cerró las sucursales de Crecicuentas.

“Queremos justicia, justicia, justicia”, “Pedimos justicia señor gobernador”, “Que nos paguen, ya estamos hartos”, gritaron los protestantes, en su mayoría mujeres, mientras que en las pancartas se leían leyendas como “Nos quieren callar y evitar la libre expresión. Gobierno corrupto”, y “Rolando Zapata terminas tu sexenio con injusticia y corrupción”.

Magaña Baas declaró que luego de más de dos horas de espera los policías dijeron que les quitarían la camioneta porque no llevaba conmigo la tarjeta de circulación, “cuando yo sé que la tenía entre mis papeles en la gaveta pero ellos la escondieron, al no tener argumentos para que nos detuvieran”.

“Una persona que se ríe con cinismo es que fue enviada, como lo hizo el comandante Ricardo Caamal, quien le hace el trabajo sucio al Gobierno del Estado. Yo siempre tengo mi tarjeta de circulación en mi camioneta, pero ese día me la escondieron y a pesar de que presenté una copia actualizada me dijeron que no había sistema para verificar. En total me quedé tres horas parado en la carretera”.

El declarante, quien reclama junto con su esposa Guadalupe Romero Dzay dos millones de pesos, refirió que días antes de este suceso policías estatales vigilaban su domicilio, e incluso, se pararon en varias ocasiones en la puerta de su vivienda.

“Es un abuso de autoridad, es un hecho que fue planeado por el gobernador Rolando Zapata Bello y el candidato a la alcaldía Víctor Caballero Durán. Por eso responsabilizo al Gobierno del Estado si algo me llegara a pasar, a mi familia o a la gente que viene a protestar. Ya estamos hartos”, finalizó.

Noticia anterior

Exigen a candidatos agenda ambiental

Siguiente noticia

Detienen a sujeto; agredió a pareja