Inicio»Yucatán»Juez detiene construcción de una calera en Chocholá

Juez detiene construcción de una calera en Chocholá

0
Compartidos
Google+

El Tribunal Unitario Agrario 034 autorizó la suspensión temporal de la calera que se construye en el ejido de Chocholá, obra que pone en riesgo flora y fauna endémica en peligro de extinción, dio a conocer la comisaria Claudia Cob Durán.

“Después de largos años de lucha sentimos que ya dimos un gran paso hacia una sentencia final. El pasado 15 de marzo se realizó una inspección por personal agrario donde se está construyendo dicha calera y con base en el reporte que se dio, el magistrado del tribunal nos otorgó las medidas precautorias, lo que quiere decir que se quedará por ahora congelada la construcción del lugar”, expuso.

 

MOTIVO DE LA LUCHA

Señaló que esta lucha por frenar la edificación de la calera no obedece a otra cosa más que a cuidar sus tierras, animales y plantas, así como los cenotes, que gran apoyo hídrico brindan.

“Con esta resolución nosotros los ejidatarios seguiremos adelante; tampoco hay que confiarnos, tenemos que ser persistentes. Las pruebas que se vieron en la inspección, como excremento y plumas de venado cola blanca y pavos, más vestigios en los cenotes, fueron contundentes de que hay gran riqueza natural en la zona”, abundó.

Como se ha informado, los 656 parcelarios que conforman Chocholá venían exigiendo desde hace varios años la suspensión de la construcción de una calera en el municipio, lo que se logró luego de certificarse la existencia de fauna considerada protegida o en peligro de extinción en toda el área, como lo confirmó el actuario Carlos Chan Estrella.

Los campesinos también han denunciado que la intromisión del gobernador Rolando Zapata Bello ha permitido que miles de parceleros hayan sido despojados de sus tierras, no se les haga justicia y mucho menos reciban apoyos para trabajar sus tierras, pues pese a las múltiples solicitudes de apoyo el mandatario estatal ha hecho caso omiso.

La zona afectada se encuentra en la carretera Chocholá-Kopomá conocida como Camino Real, una superficie de 612 hectáreas.

Cerca se encuentran las vías férreas y a 200 metros la carretera federal, en el área se encuentran varios cenotes que también han sido contaminados por la obra.

Cob confió en que las autoridades agrarias emitan próximamente una sentencia definitiva a favor de los hombres del campo.

“Confío en que la justicia estará apegada a la verdad y el fallo sea a favor de nosotros, la obra está avanzada en 65 por ciento, pero que se haya congelado nos pone muy contentos”.

Noticia anterior

Visita Chanona Echeverría a ciudadanos de Tepakán

Siguiente noticia

Validan consejeros el registro de candidatos