Inicio»Yucatán»Desaparecen anfibios

Desaparecen anfibios

0
Compartidos
Google+

El temor y el desconocimiento son los peores enemigos de los anfibios, que cada día son menos en la entidad, lo que va generando un desequilibrio ecológico y el aumento de plagas portadoras de diversas enfermedades, como el mosco.

El director general del Grupo Yuumil Kaan, encargado de la protección de anfibios y reptiles, declaró que existe alto porcentaje de la población que desconoce la función ecológica de cada especie y opta por matarla.

“Hay muchos mitos relacionados con los anfibios y los reptiles, mucha gente les tiene temor y por su aspecto los desprecian sin saber lo importante que son para nuestro medio. En el caso de los anfibios son controladores de plagas como los moscos, que han tenido  gran aumento en los últimos años”, aseveró.

Además de los moscos, este tipo de animales se alimenta de cucarachas, peces y de otros anfibios, pero lamentablemente no se les da la importancia necesaria para prevenir que desaparezcan y se genere un desequilibrio ecológico.

El biólogo mencionó que una muestra de que los anfibios están siendo desplazados o sacrificados es que las ranas y los sapos que comúnmente se escuchaban en las casas después de llover, ya no son vistos desde hace muchos años.

Entrevistado en el marco de la Expo Foro Ambiental que se realiza en el Centro de Convenciones “Yucatán Siglo XXI”, el especialista remarcó que existen muchos mitos relacionados con estas especies, lo que ocasiona que por su aspecto no tan grato sean despreciados y sacrificados.

Indicó que por ello, el grupo realiza acciones que buscan educar a la sociedad sobre la importancia de estas especies, puesto que en su mayoría son controladores de plagas y realizan otras funciones que benefician al ser humano.

En Yucatán trabajan con dependencias como las secretarías de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma) y de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), con quienes buscan crear acciones que capaciten a las personas sobre este tema.

En el Estado existen cerca de 20 especies de anfibios, entre los que se encuentran la salamandra, las ranas y las serpientes, de estas cinco son venenosas.

Señaló que ante el crecimiento urbano acelerado y la eliminación de anfibios en la entidad, existen algunas especies que ya están en peligro de extinción, como ocurre con la iguana yucateca y las tortugas marinas.

“Tenemos que estar informados, porque en realidad tenemos a varias especies de las que no conocemos su estado de conservación y por eso nosotros estamos trabajando con las secretarías para avanzar en este tema y evitar que los anfibios y las serpientes continúen siendo sacrificadas”, finalizó.

Noticia anterior

Elecciones definirán rumbo de inversiones extranjeras

Siguiente noticia

Comienza evaluación para ingreso a la EMS