Inicio»Portada»Homicidio de psiquiatra, “caso cerrado” para FGE

Homicidio de psiquiatra, “caso cerrado” para FGE

1
Compartidos
Google+

El polémico homicidio del psiquiatra Luis Felipe Triay Peniche es un caso ya concluido para la Fiscalía General del Estado (FGE), pese a que uno de los involucrados permanece en libertad.

El titular de esa dependencia estatal, Ariel Aldecua Kuk, descartó emitir más amparos u otros procedimientos legales aunque se supone tenían todas las pruebas para inculpar a Luis Enrique Lara González, quien fue absuelto por el Poder Judicial.

El funcionario consideró que este caso no es un revés para la impartición de justicia en la entidad. “No hubo un revés (para la FGE), ya que hay una sentencia condenatoria”, aseveró.

Sin embargo, se le recordaron  las declaraciones del presidente del Poder Judicial del Estado, Marcos Celis Quintal, y del director de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Carlos Alberto Macedonio Hernández, quienes consideraron que hubo un mal trabajo en la integración de las pruebas.

Ante ello, Aldecua Kuk resaltó que “cuando se presenta un hecho delictivo, la Fiscalía investiga, hace señalamientos y da pruebas” para sustentar la carpeta de investigación, tal como se realizó en el caso de Triay Peniche, el cual sacudió a la población yucateca debido a la forma en la que el afamado psiquiatra fue asesinado.

Cuestionado sobre la mala integración de las pruebas sobre el suceso ocurrido a mediados de agosto de 2014, “el abogado de los yucatecos” enfatizó que “la investigación se hizo de manera profesional, en ningún momento se declaró ilegalidad en las pruebas, en la detención ni en las diligencias del Ministerio Público”.

“No podemos cambiar los hechos, ni crear pruebas, se presenta lo que se tiene en el tema de la investigación. Los jueces valoran y procede”, subrayó.

Aclaró que se acusó de coautoría del homicidio calificado al expresidente del Colegio de Psiquiatras de Yucatán, Luis Enrique Lara González, y al defeño Pablo Santos García Gutiérrez, también especialistas en salud mental.

Rectificó que la FGE no consideró a Lara González como el autor intelectual del asesinato ni a García Gutiérrez como el autor material, pues ambos eran coautores.

“Así se planteó la teoría de la FGE, con las pruebas obtenidas, pero los jueces consideraron que no fueron suficientes para el caso particular”, expresó, al descartar impugnar la decisión de los jueces.

En todo momento, dijo, la FGE acusó a dos personas, pero en el caso de García Gutiérrez fue condenado y permanece firme la sentencia de 35 años de cárcel y el pago de 35 millones 600 mil pesos, mientras que Lara González resultó absuelto, pero se trata de una situación que “ocurre en todo proceso judicial”.

“En la Fiscalía no se habla de un éxito cuando se tiene una sentencia condenatoria, y tampoco de un revés cuando no se obtiene”, abundó.

Aldecua Kuk añadió que desde el punto de vista jurídico el caso está concluido, ya que “se es respetuoso de la decisión de los poderes”.

Sin embargo, consideró interesante el logro que puedan obtener los familiares de Triay Peniche, quienes acudieron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para conseguir un amparo en torno a la sentencia emitida por el Tribunal Colegiado en Materia Penal y Administrativa del Décimo Cuarto Circuito.

Noticia anterior

Va Castro Bello por inclusión y derechos para campechanos

Siguiente noticia

Llama Iglesia Católica a emitir voto razonado