Inicio»Yucatán»Especula Zapata Bello con salud de yucatecos

Especula Zapata Bello con salud de yucatecos

0
Compartidos
Google+

A pesar de que existe al menos una muerte documentada por influenza, la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) especula con la enfermedad al emitir un comunicado que deja entrever la poca seriedad del gobierno de Rolando Zapata Bello en el tema.

TRIBUNA reveló en su edición del seis de julio del 2018 el deceso de un hombre de 66 años, originario de Mérida, por el virus influenza A H1N1 de la temporada veraniega, sin antecedente de vacunación, ni comorbilidades.

Ante este panorama, la SSY emitió un boletín con una serie de  recomendaciones a la población para romper las cadenas de transmisión de la patología.

El documento cita declaraciones de la subdirectora de Salud Pública de la dependencia, Mirza Tec Kumul, quien tras presentar un panorama de la enfermedad, señala que, durante la temporada interestacional que inicia en la semana epidemiológica 21 y concluye en la 37, la Dirección General de Epidemiología realiza una publicación semanal de casos por entidad.

Al corte de la semana epidemiológica 27, Yucatán registra 40 confirmados y cero defunciones.

En ese sentido, detalló que toda esta información se recolecta en el sector salud, por lo que pueden existir pacientes y fallecimientos que aún no han sido publicados debido a que aún están en estudio, los cuales serán incluidos en el periodo correspondiente.

Sobre ese tema, señaló que se requiere un resultado positivo emitido por el Laboratorio Estatal de Salud Pública (LESP).

Asimismo, precisó que la transmisión de este padecimiento tiene una mayor frecuencia con personas en edad productiva y que el serotipo identificado con mayor frecuencia es influenza A H1N1.

Aseguró que la dependencia brindará atención médica a la población y que cuenta con el medicamento necesario para ello. Subrayó que las acciones necesarias para cortar las cadenas de transmisión son reforzar las medidas preventivas, la atención oportuna, principalmente a grupos de riesgo, y el tratamiento en los primeros días de los síntomas.

Al hablar de la vacunación, dijo que se realizó en la temporada invernal, que comprende el periodo de octubre del 2017 hasta marzo del 2018. En dichas jornadas se cumplió con las metas de cobertura a grupos blancos como población con patologías pulmonares, diabetes descontrolada, obesidad mórbida, embarazadas, adultos mayores y personal de salud, así como pacientes con VIH y oncológicos.

Igualmente se cubrió a niños de seis a 39 meses de edad y de cinco a nueve años con algún factor de riesgo. Esta dosis únicamente se aplica en la temporada invernal en todo el país con el objetivo de evitar complicaciones, casos graves y defunciones, razón por la cual se enfoca en los grupos mencionados.

En cuanto al diagnóstico de la influenza, éste es de carácter clínico; es decir, no se requiere de una prueba, basta con acudir al médico para recibir la atención y el tratamiento oportuno, por lo que no es recomendable utilizar pruebas rápidas.

Reiteró que algunas personas son susceptibles de presentar complicaciones graves al adquirir la influenza, esto incluye a mujeres y hombres de 65 años en adelante, de cualquier edad con ciertas condiciones médicas crónicas como el asma, diabetes o enfermedades cardíacas, así como embarazadas y niños. Por ello, enfatizó la importancia de que reciban el tratamiento desde los primeros días.

Recomendó a la población lavarse las manos con agua y jabón con frecuencia. Si no se dispone de agua y jabón, puede usarse el gel antibacterial. También es importante utilizar el estornudo de etiqueta, o bien, cubriéndose la boca con el ángulo interno del brazo.

Además, es esencial no tocarse los ojos, nariz y boca debido a que los gérmenes se diseminan por esa vía. Al usar un pañuelo para cubrirse la nariz y la boca para toser o estornudar, éste se debe arrojar a la basura inmediatamente.

De igual manera, es vital limpiar y desinfectar las superficies y los objetos que puedan estar contaminados.

Se recomienda evitar el contacto cercano con personas enfermas. Por la salud de los demás, quien la padezca debe alejarse de lugares concurridos y limitar el trato con la gente, tanto como sea posible, para cortar la cadena de transmisión.

Si se tiene un padecimiento similar a la influenza, como fiebre, tos, escalofríos, dolor de cabeza, muscular o de garganta, así como malestar general o congestión nasal, principalmente, es pertinente ir al médico, sobre todo si los síntomas empeoran o se agrega dificultad para respirar, para lo cual es imprescindible ventilar el hogar abriendo puertas y ventanas.

 

Noticia anterior

Aprehendido tras agredir a peatones

Siguiente noticia

En condiciones para seguir con el desarrollo turístico