Inicio»Portada»Seguridad vial, otro gran pendiente en la entidad

Seguridad vial, otro gran pendiente en la entidad

0
Compartidos
Google+

A pesar de los crecientes casos de víctimas fatales en accidentes de tránsito, en especial en el Periférico de la capital yucateca, las autoridades estatales siguen sin tomar medidas que permitan mejorar la cultura vial y hacer que las personas tomen conciencia del peligro por no respetar el reglamento vigente.

Del 1 al 22 de julio, 127 personas han perdido la vida en accidentes viales, una cifra conservadora pues se trata de los casos que se dan a conocer en los medios de comunicación y se conocen ante la opinión pública.

De ese total de fallecimientos, 22 casos se registraron en el Anillo Periférico, arteria que se ha convertido en una de las más peligrosas por su creciente flujo vehicular y porque los conductores alcanzan velocidades mayores a los 100 kilómetros por hora, aún cuando el límite es de 90 kilómetros por hora.

René Flores Ayora, ingeniero de tránsito, señaló que las autoridades estatales se han negado a darle prioridad a la señalización, a la protección al peatón y a medidas más enérgicas contra los conductores que circulan a altas velocidades y manejando con su celular en la mano.

“¿Es un número de muertos que a nadie le importa?, ¿ni al Consejo Consultivo de Vialidad del Estado de Yucatán?”, cuestionó el entrevistado, quien durante muchos años ha realizado intenso activismo por mejorar la cultura vial en la entidad, para evitar la pérdida de vidas humanes.

Desde hace mucho ha señalado la urgente necesidad de establecer medidas preventivas y correctivas, en especial para el uso de del Periférico de Mérida, que compete a las autoridades estatales, específicamente a la Secretaría de Seguridad Pública, pero hasta ahora sus llamados han sido ignorados.

En 2017 esta vía de comunicación acumuló 28 siniestros mortales y este año podría superarse por mucho esa cifra, pues ya suman 22. En la actual temporada de verano, el Periférico de Mérida registra ya 5 decesos.

“Hace falta iluminación, señalización, control de velocidad que debe de ser de 80 kilómetros por hora, dependiendo del carril de uso, pero una vez más la autoridad es omisa e irresponsable”, sostuvo.

En cualquier parte del mundo un solo siniestro sería suficiente para establecer medidas mucho más rígidas para las personas que cruzan la vía, pero también para los conductores.

“Medidas para las personas que circulan en bicicleta, motocicleta y triciclos y que no miden distancias y tiempos de vehículos que viajan a velocidades inmoderadas, con música a todo volumen o con su celular en la mano”, señaló.

El Anillo Periférico ya registra más de 100 siniestros viales mortales en los últimos seis años y no hay medidas que exijan la responsabilidad de la autoridad para responder a este tipo de problemas.

 

MOTOCICLISTAS, MÁS AFECTADOS

Del total de muertes en accidentes (127), 53 víctimas eran motociclistas. Son el sector que siempre se “lleva la peor parte”.

“Representan más del 40 por ciento de los casos mortales, por lo que sin duda habría que reforzar las campañas de sensibilización y concientización hacia ese sector, pero pues eso tampoco se ha hecho”, comentó Flores Ayora.

En el caso de los ciclistas, 22 personas que eran viajeros o acompañantes perdieron la vida durante el percance.

“Dicen que cada ciudad y Estado tiene los muertos por siniestros viales que su población está dispuesta a aceptar, pero ya es momento de encender la luz roja porque evidentemente algo no está funcionando en el tema de la cultura vial en Yucatán”, finalizó.

Noticia anterior

Baby shower para Liliana Sánchez

Siguiente noticia

Aeropuerto, listo para temporada vacacional