Inicio»Portada»Cemento egipcio intoxica a 20 alarifes yucatecos

Cemento egipcio intoxica a 20 alarifes yucatecos

0
Compartidos
Google+

La mala calidad de un cemento de importación provocó la intoxicación de 20 alarifes de Kanasín y Mérida, por lo cual se solicitará la intervención de las secretarías del Trabajo y de Salud de Yucatán (SSY) para la solución de la problemática, informó el representante de los afectados, Juan Moo Moo.

Advirtió a los trabajadores de la pala y la cuchara para que tengan cuidado en el manejo del “Arabian Cement”, que causa daños en la piel, hinchazón en diversas partes del cuerpo y escoriaciones.

En conferencia de prensa anunció que, debido al grave riesgo de intoxicación que puedan sufrir sus homólogos, se prepara la documentación a entregar a ambas dependencias.

Reveló que en sólo dos meses 20 albañiles han presentado problemas de salud, atribuido a dicho producto de construcción.

El entrevistado consideró “necesaria la intervención de las autoridades de salud y del trabajo para que puedan constatar los daños que ocasiona dicho producto, y así se evite su venta, pues de lo contrario habrían más personas intoxicadas”.

Indicó que los afectados “son personas que toda su vida se han dedicado a la albañilería, y ante el problema de salud que presentaron se percataron que fue por dicho cemento”.

Aseveró que el producto lo vende la empresa Comercio para el Desarrollo Mexicano del Sureste (CDMS), ubicada en el kilómetro 10 de la carretera Mérida–Cancún, específicamente en el tramo de Teyá a San Pedro, a un precio inferior al costo del cemento mexicano.

Durante la conferencia en conocido café del Centro Histórico de Mérida, remarcó que vecinos de Kanasín y de la comisaría de San Pedro han comprado dicho material para efectuar labores en sus hogares, contratando a alarifes de este municipio y de Mérida.

“Por querer ahorrar unos pesos, los vecinos han adquirido ese cemento de importación, pero ocasiona un deterioro en la salud de los albañiles”, acotó.

Expresó que el cemento fue producido en Egipto y los empresarios de CDMS lo importaron de Turquía. Arribó a Mérida a través del Puerto de Altura de Progreso.

 

 

Noticia anterior

Pierde la vida arrollado por el tren

Siguiente noticia

Medallas y certificados a alumnas de danza