Inicio»Yucatán»Proyectos de energía generarían conflictos

Proyectos de energía generarían conflictos

0
Compartidos
Google+

Las supuestas  irregularidades cometidas en la aprobación de los megaproyectos de energía renovable a desarrollarse en el Estado, provocarán a corto plazo un conflicto y desorden burocrático entre dependencias de los tres niveles de Gobierno, advirtieron especialistas del Campus Yucatán de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de la Unidad Mérida del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav).

“En breve habrá una serie de problemas, ya que dependencias federales minimizaron la labor y las funciones del Gobierno del Estado así como de los municipios, con tal de acelerar la entrega de las autorizaciones de construcción y puesta en funcionamiento de las plantas de energía fotovoltaica y eólica”, expuso Rodrigo Patiño Díaz, especialista del Cinvestav-Mérida.

Abundó que serán numerosos los enfrentamientos entre el Gobierno Federal con el Estatal y el Municipal, empezando con el ordenamiento territorial.

De igual forma, habrá desacuerdos en materia de medio ambiente, así como en el cambio de uso de suelo, entre otros, donde los principales afectados son el entorno natural, así como los habitantes de numerosas poblaciones aledañas a dichos complejos.

Asimismo, Rodrigo Llanes Salazar, de la UNAM, acusó al Gobierno Federal “de engañar a las personas de las comunidades mayas, hay una mala intención de aprovecharse de la ignorancia de la población con tal de beneficiar a los empresarios e inversionistas”.

Ejemplificó el caso de los Manifiestos de Impacto Ambiental (MIA) que cada empresa presentó, las cuales fueron efectuadas sin rigor a favor del medio ambiente y la sociedad.

“El Gobierno Federal no estructuró bien las políticas públicas, y dado que las empresas tienen intereses propios, mientras no esté prohibido pueden hacer lo que consideren”, añadió.

En conferencia de prensa, Patiño Díaz estableció que las 20 plantas generadoras de energía limpia cambiaron de manera significativa la geografía de Yucatán, debido a la deforestación de miles de hectáreas, además de modificar el desarrollo de numerosas poblaciones De los 20 megaproyectos previstos para el Estado, ya empezó la construcción de los parques eólicos de Tizimín y Dzilam de Bravo.

Noticia anterior

Zapata Bello tampoco le cumplió a los ejidatarios

Siguiente noticia

Reconoce Barrera rezagos en la temática de ambulantaje