Inicio»Portada»Zapata Bello tampoco le cumplió a los ejidatarios

Zapata Bello tampoco le cumplió a los ejidatarios

0
Compartidos
Google+

Ejidatarios de Cinco Colonias protestaron de nueva cuenta frente a Palacio de Gobierno, para exigirle al gobernador Rolando Zapata Bello que resuelva lo antes posible el conflicto que desde hace más de cinco años sostienen con el Instituto de la Vivienda de Yucatán (IVEY), ante la falta de pago de 78 millones de pesos por 18 hectáreas que les despojaron para construir el Fraccionamiento “Roble Alborada”.

Encabezados por el comisario ejidal, Pedro Villalobos García, más de 30 parcelarios protestaron con pancartas en mano ante la nula respuesta que han recibido del Ejecutivo Estatal, aún cuando las justicias Federal y Estatal ya confirmó que el terreno le pertenece a dicho ejido.

Los campesinos sostienen que César Escobedo May, director del IVEY, es un hombre sin palabra y sinvergüenza que no cumple con los acuerdos ni hace valer la ley, pues se ha confirmado que las 18 hectáreas les corresponden y por ende deben de pagarles por su expropiación.

Como se ha informado, los ejidatarios denuncian que el IVEY les invadió 18 hectáreas de tierras que desde 1950 le pertenece al Ejido de Cinco Colonias. En las administraciones de Ivonne Ortega Pacheco y Angélica Araujo Lara, se construyó el fraccionamiento antes citado sin que les pagaran un solo peso.

Durante más de cinco años los afectados han solicitado el apoyo de varias instancias, como la intervención de los ex diputados locales mediante una protesta que hicieron a las puertas del Congreso del Estado y en varias ocasiones han protestado frente a Palacio de Gobierno y bloqueado calles del complejo habitacional sin que hasta la fecha les hayan dado una respuesta favorable.

“Venimos a manifestar este atropello que sufre el ejido de Cinco Colonias con sus propias tierras. Que no nos pongan trabas para que podamos disponer de nuestras tierras. Es nuestro y tenemos las pruebas, por eso pedimos justicia”, aseveró Villalobos García.

Los ejidatarios insistieron en que las autoridades estatales acaten el resolutivo del juzgado segundo estatal, que los avala como dueños de esas 18 hectáreas de terrenos y amenazaron con ponerlos a la venta si los gobiernos estatales y municipales no les pagan.

“No estamos pidiendo limosna, tenemos los documentos en nuestra mano y vamos a demostrar que los terrenos son de nosotros. Con documentos y con la ley en la mano lo venimos a demostrar”, sostuvieron.

“Señor gobernador le pedimos que antes de que salga resuelva el problema del ejido de Cinco Colonias donde se construyó el Fraccionamiento Roble Alborada. También le exigimos al Gobierno Estatal entrante tomar cartas en el asunto y resolverlo si ese es el caso” subrayaron.

Los parcelarios se dirigieron posteriormente a Palacio Municipal donde hoy miércoles después del mediodía, se reunirán para dialogar con las nuevas autoridades municipales y ver la forma de resolver el problema.

Noticia anterior

Los caminos de Rocío Abreu

Siguiente noticia

Proyectos de energía generarían conflictos