Inicio»Yucatán»Mandatario violenta derechos de Homún

Mandatario violenta derechos de Homún

0
Compartidos
Google+

El Grupo Indignación y la agrupación civil Ka´ananTs´onot (Guardianes de los cenotes) acusaron al gobernador Rolando Zapata Bello de violentar los derechos humanos del pueblo de Homún, al autorizar el inicio de operaciones de la mega granja porcícola en dicha comunidad.

Ante esta situación, ambas agrupaciones acompañarán a los pobladores a clausurar hoy viernes de manera simbólica esta empresa construida encima de la Reserva Estatal Geohidrológica del Anillo de Cenotes, de la cual se extrae el 42 por ciento del agua que se aprovecha en la entidad y el 19 por ciento del total en la Península de Yucatán.

Como se ha informado, pobladores de Homún se oponen a la construcción de esta mega granja ante las faltas legales y administrativas que se han cometido en todo el proceso, principalmente con el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) que autorizó la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma) para la empresa Producción Alimentaria y Porcícola (PAPO), principal inversionista de la obra.

Los inconformes argumentan que esta obra produciría 49 mil cerdos al año y contaminaría los cerca de 400 cenotes que se ubican en la región, de los cuales viven los habitantes de Homún a través del turismo.

Sin embargo y a pesar de que existen amparos legales en proceso, el Gobierno del Estado autorizó a la empresa Kekén introducir los cerdos utilizando un camino alterno.

El punto de reunión de hoy es la colonia “Las 5 calles” del municipio de Homún, desde donde saldrá la caravana rumbo a la mega granja a las 12:00 horas, y a quienes estén interesados en participar se les pide llegar media hora antes.

Los activistas y pobladores recordaron que la mega granja pone en riesgo la salud de las personas, el bienestar económico del pueblo de Homún, la flora, la fauna y las aguas de dichas reservas.

En un escrito compartido por Indignación, se señala que el mencionado proyecto está a nombre de Producción Alimentaria y Porcícola (PAPO), empresa que pertenece a los dueños de un corporativo de medios de comunicación y que está conformada por 14 socios, la mayoría relacionados por parentesco, y fue aprobado por la Seduma pese a presentar graves irregularidades en su Manifestación de Impacto Ambiental.

“El Gobierno saliente, faltando a la ley y a su deber con el pueblo, pasó por alto la consulta realizada por los pobladores de Homún en la que la mayoría rechazó la mega granja, violando lo establecido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en cuanto a megaproyectos en su territorio”, puntualizaron.

Los manifestantes afirmaron que no dejarán que la actual administración se aproveche de la transición gubernamental para imponerles este proyecto.

Noticia anterior

Descartan daños a teatro tras conato de incendio

Siguiente noticia

Reflexiones acerca del tiempo y el espacio