Inicio»Portada»Dicen no en Mérida a calesas eléctricas

Dicen no en Mérida a calesas eléctricas

0
Compartidos
Google+

Integrantes de la Unión de Conductores de Carruajes de Yucatán rechazan la propuesta de reemplazar las calesas de tracción animal por  eléctricas, pues consideran que la medida atentaría con esta centenaria tradición y las más de 60 familias que dependen de esta actividad.

Eynar Medina Borges, secretario general de este organismo, aseguró que son 67 socios e igual número de familias que dependen de esta actividad, por ello expresan un “rotundo no” a esta propuesta hecha por ambientalistas y defensores de animales.

“No estamos de acuerdo con algo que lejos de que sea benéfico, sólo pretende lacerar nuestras tradiciones. Ninguno de los compañeros está de acuerdo, pues esta acción quiere afectar nuestras costumbres”, apuntó.

Como se informó, el Movimiento Animalista Ciudadano de Yucatán A.C. y el Colectivo Vegan propusieron  al Ayuntamiento de Mérida reemplazar las calesas de tracción animal por  eléctricas, que —afirman— son más económicas y amigables con el medio ambiente.

Ambas organizaron una colecta de firmas el sábado pasado frente de Palacio de Gobierno, para demostrar el interés de la ciudadanía en erradicar el maltrato animal, en este caso equinos, que son usados bajos los rayos del sol y sin el cuidado adecuado.

Ernesto Maurín Guerrero, director del Movimiento Animalista Ciudadano de Yucatán A.C., explicó que están organizado un plan de retiro de los caballos, para que ya no sean explotados, mediante el uso de calesas eléctricas.

Afirmó que los caleseros conservarán su trabajo y brindarán recorridos turísticos de calidad, con calesas que no contaminan, no maltratan y además son seguras y redituables, como ya se usa en Guadalajara con éxito.

Sin embargo, los aurigas aseguraron que en Guadalajara, más que un beneficio para los choferes, como señalan los activistas, la medida no ha funcionado.

“Esta gente viene a manifestar que en Guadalajara ya se renovaron las unidades, lo que es mentira, pues sabemos que esto no es así. Estas personas lograron meter algunas unidades que están inservibles. Las calesas siguen trabajando, pues no dejaron que se pisoteen sus derechos”, aseveró.

Los miembros de la Unión de Conductores de Carruajes de Yucatán explicaron que cada semana se realiza un chequeo médico a los equinos que se emplean para las calesas, a cargo de médicos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), quienes han avalado que los animales no son explotados.

Noticia anterior

Faltará estación en Candelaria

Siguiente noticia

Hecho aislado, asesinato de restaurantero: Canirac