Inicio»Portada»Violencia feminicida no para, suman ya 45 casos

Violencia feminicida no para, suman ya 45 casos

1
Compartidos
Google+

Durante el sexenio de Rolando Zapata Bello en la entidad se cometieron 43 feminicidios, cuya mayor incidencia se registró en 2013 y 2017, reveló el Informe Yucatán Feminicida así como la Fiscalía General del Estado.

La mayoría de los casos, las víctimas murieron ahorcadas o asfixiadas, en segundo término fue a consecuencia de las lesiones sufridas por un arma blanca, y en menor medida, por un arma de fuego.

Incluso, hay casos de mujeres que murieron a consecuencia de golpes, y algunas de ellas, el cuerpo fue colocado en bolsas, para luego tirarlas en la carretera o terrenos baldíos, tal como ocurrió en días pasados, en el primer feminicidio de la administración del gobernador Mauricio Vila Dosal.

Mujeres de todas las edades, desde niñas hasta senescentes, fueron asesinadas a partir del 12 de noviembre de 2012 hasta el 23 de agosto de 2018, crímenes cometidos principalmente en Mérida, seguido de Kanasín Umán y Progreso, así como Chankom, Halachó, Izamal, Mocochá, Peto, San Felipe, Tahdziú, Tekax, Telchac Puerto, Temozón, Timucuy, Tinum, Tizimín, Valladolid y Yobaín, entre otros municipios.

Asimismo, la mayoría murió a manos de su novio, esposo y/o amigo sentimental y en menor medida por una persona desconocida.

Todos estos asesinatos de género impactaron en la sociedad debido al exceso de violencia cometido por los presuntos homicidas, de los cuales, hay al menos dos prófugos.

Entre los casos más polémicos está el de Emma Gabriela Molina Canto, el cual fue un asesinada por encargo, por parte de su exmarido, Martín Alberto Medina Sonda, quienes desde el penal de Tabasco ordenó que “le dieran un susto”, y al final murió apuñalada.

Aunque Zapata Bello aprobó el establecimiento del programa Escudo Yucatán, al cual se destinaron mil 500 millones de pesos, cuyos resultados se prevén a largo plazo.

 

Interviene la sociedad

De igual forma, académicas y representantes de organismo no gubenamentales solicitaron para Yucatán la Alerta de Violencia de Género, en vista de que a la fecha prevalecen una serie de omisiones en materia de política pública que contravienen lo establecido en la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia. Sin embargo, días antes de que concluyera la administración de Zapata Bello, se dijo que no era necesaria tal aprobación.

De acuerdo con el Código Penal de Yucatán, se considerará feminicidio cuando las víctimas presenten las siguientes características: cuando la víctima presente violencia sexual en cualquiera de sus tipos, ya sea que se haya efectuado antes o después de haberle dado muerte; que presente mutilación sexual, que tenga antecedente de violencia con su victimario, así como que exista la pretensión de haber intentado restablecer una relación.

El 27 de agosto de 2012, la Comisión de Justicia y Seguridad Pública aprobaron por unanimidad reformas al Código Penal del Estado y a la Ley Orgánica del Poder Judicial de Yucatán, que en el caso del primero, destacó la adición del Capítulo X con el nombre de Feminicidio y un Artículo 394 Quintus.

Con esta figura se satisface plenamente la necesidad de prever, juzgar y castigar a los sujetos que priven de la vida a una mujer en razón únicamente de su género, dicha inclusión del delito coadyuvará para garantizar a la sociedad la inhibición de conductas antisociales cometidas en contra del género femenino.

Posteriormente, el 19 de marzo de 2014, el Congreso del Estado aprobó la consideración del feminicidio como delito grave, motivo por el cual, en Yucatán se castiga con hasta 50 años de cárcel y 64 mil pesos de multa contra quienes cometan tal crimen.

Noticia anterior

Excomisario rechaza señalamientos por la muerte de su exyerno

Siguiente noticia

Presentan manglares “fuerte estrés”: experto