Inicio»Portada»Liberación de presuntos ladrones genera repudio

Liberación de presuntos ladrones genera repudio

2
Compartidos
Google+

La liberación de los presuntos ladrones de residencias, originarios del centro del país, acusados de robo calificado cometido en pandilla, provocó ola de inconformidad entre los yucatecos, quienes reprobaron el actual sistema jurídico que, aparentemente, da mayor beneficio a los delincuentes que a las víctimas.

A principios de este mes, los imputados, cuatro hombres y dos mujeres, fueron detenidos y recluidos en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mérida acusados de robar en un predio de una privada de Chuburná, y después de llegar a un acuerdo con los agraviados y ofrecerles disculpas, fueron liberados.

Sin embargo, uno de ellos fue detenido al momento de abandonar el Juzgado de Control, ya que fue reclamado por la justicia de Veracruz.

Al darse a conocer que Iván Aarón F.R., Gustavo C.L., José Santos C.L., Edgar G.M., Tania R.A. y Kelly A.G., originarios de la Ciudad de México y del Estado de México, recuperaron su libertad, a través de las redes sociales se generó un alud de críticas en contra del actual sistema de justicia y del Poder Judicial.

La crítica más apoyada estableció que con la libración de los presuntos delincuentes se deja en estado de indefensión a la ciudadanía y a la policía, y que gracias al actual sistema de justicia los ladrones de casa habitación nuevamente delinquen, a sabiendas que independientemente de su acto, horas después de su detención, recobrarán su libertad.

Incluso, los yucatecos pidieron medidas extremas en dado que caso de vuelvan a delinquir, principalmente, que “les quemen las manos”.

Cabe destacar que recientemente, el juez de Control del Primer Distrito Judicial del Sistema Penal Acusatorio y Oral, Luis Edwin Mugarte Guerrero, refutó dichas aseveraciones al considerar que se trata de percepciones erróneas de la ciudadanía.

Estableció que a través de la mediación se logra un acuerdo entre la víctima y el victimario, por lo que los jueces declaran resuelto el caso. El presunto delincuente recobra su libertad y la parte agraviada sus bienes o recibe el equivalente al daño.

Al reparar daños y obtener el perdón de la víctima, se concreta el acuerdo reparatorio y se deja sin efecto en esta causa penal la medida cautelar de prisión preventiva.

Tal procedimiento lo establece el artículo 187 del Código Nacional de Procedimientos Penales, también se aplica con base en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio y Oral y el nuevo Código Procesal Penal que lo sustenta, que entró en vigor el 15 de noviembre de 2011.

En el caso de estos ladrones de residencias, se llegó a un acuerdo reparatorio con la víctima, Elizabeth Eneyda B. C., a quien se le entregó cerca de 200 mil pesos, por lo que de nuevo se encuentran en las calles.

Sin embargo, como se mencionó, en el caso de Gustavo C. L., al momento de salir fue abordado por agentes de la Policía Estatal de Investigación, quienes le pusieron a la vista una orden de aprensión firmada por un juez de Veracruz, y se lo llevaron detenido.

Noticia anterior

Variedad rumbo a Día de Muertos

Siguiente noticia

Hartazgo por cobros excesivos de CFE