Inicio»Portada»Silencio ante presuntos desvíos de Zapata Bello

Silencio ante presuntos desvíos de Zapata Bello

0
Compartidos
Google+

La coordinadora estatal del Partido Movimiento Ciudadano (MC), Silvia López Escoffié, declaró que la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY) no ha dado respuesta a las denuncias que interpusieron meses atrás contra funcionarios de la pasada administración estatal, quienes a través de empresas fantasma habrían desviado millones de pesos.

Ante este silencio de la ASEY, la también diputada local garantizó continuidad en sus demandas a fin de que los exfuncionarios no queden impunes de sus posibles delitos.

“Estoy esperando una respuesta todavía, pues no hay nada (de las denuncias interpuestas). No he tenido una reunión con el (titular) de la ASEY, él (Mario Can Marín) tendría que dar una respuesta… no lo vamos a dejar pasar así nada más”, aseveró.

Recordó que parte del proceso de seguimiento fue la denuncia que realizó en la tribuna del Congreso del Estado, donde enlistó varios pendientes y anomalías registradas durante el gobierno de Rolando Zapata Bello.

En la sesión ordinaria del pasado tres de octubre, López Escoffié instó a sus compañeros ser vigilantes para evitar que continúen los actos de corrupción e impunidad que imperaron en el gobierno de Zapata Bello, los cuales, insistió, deben ser investigados.

Al hacer un recuento de los desaciertos del exmandatario yucateco, en primera instancia señaló la impunidad hacia los actos de corrupción; el engaño hacia los ciudadanos de que con el proyecto Sistema de Transporte Urbano (Situr) iba a mejorar el servicio público y el proselitismo personal que encabezó quien debió impulsar programas para acabar con la pobreza extrema.

Asimismo, destacó la denuncia pública de un periódico digital, que señala que en 2015 el gobernador Rolando Zapata Bello transfirió más de 150 millones de pesos para el estudio de enfermedades graves e investigación a 58 compañías “fantasma”.

Sobre las denuncias interpuestas ante la ASEY, recordó que en junio presentó solicitudes de información a las unidades de transparencia de las secretarías estatales de Desarrollo Social, Salud y Administración y Finanzas ante el posible desvío de recursos y gastos exorbitantes en estas dependencias.

Como ejemplo de este desvío está la entrega de estufas ecológicas. En este programa se habría erogado más de millón y medio de pesos en la renta de generadores de energía. La mayoría de estos eventos se realizó en poblaciones que no tienen problemas de suministro de electricidad como Mérida, Progreso, Kanasín, Valladolid, Izamal y Tizimín.

Otro gasto que presuntamente se realizó fue la contratación de  servicios de banquetes —“catering”— que en algunos casos ascendieron a más de 400 mil pesos por banquete.

Posteriormente, López Escoffié acudió a la Auditoría Superior del Estado de Yucatán para que se investigue el supuesto desvío de más de 100 millones de pesos que el Gobierno Estatal habría hecho también mediante una red de empresas “fantasma”.

Este supuesto desvío se había concretado mediante una red de compañías encabezada por “A Moot Point”, que en sólo cuatro años obtuvo cientos de contratos directos y también vía licitaciones.

La empresa “A Moot Point” fue creada el 19 de noviembre de 2014. Desde entonces y hasta septiembre esta sociedad le habría facturado al Gobierno Estatal, a través de diferentes dependencias, más de 100 millones de pesos.

Noticia anterior

Luz cara no es culpa de la CFE: Bartlett

Siguiente noticia

Seguimiento las 24 horas a portadores de brazaletes: Unipol