Inicio»Portada»Se pronuncian mayas por rescate de cenotes

Se pronuncian mayas por rescate de cenotes

0
Compartidos
Google+

Indígenas de diversas comunidades mayas de Yucatán sentenciaron que impedirán a toda costa la reapertura de la mega granja porcícola de Homún, ya que ante todo buscan rescatar los cuerpos de agua que conforman el Anillo de Cenotes.

Al participar en la marcha “Ki’u’uy a u’uye’ex” (¡Oíganlo muy bien!), para recordar el alzamiento en armas de Jacinto Canek, en Cisteil, hace 257 años, los inconformes de poco más de 10 poblaciones indígenas del interior del Estado aseveraron que no tolerarán que continúen las actividades en la clausurada granja de Homún.

“En Homún no queremos que pongan una granja de cochinos junto a los cenotes”, expresaron luego de instalarse justo en el centro de la Plaza Grande, evento que reunió a cerca de 200 personas, entre los cuales también habían representantes de asociaciones de izquierda así como académicos e investigadores.

Al mismo tiempo advirtieron que buscarán “la clausura definitiva de la mega granja porcícola así como la reparación de los daños ocasionados (al medio ambiente)”, por lo que no tolerarán que se siga violando la ley así como tampoco que se ponga en riesgo la vida de las familias de Homún.

“Los pueblos indígenas tienen derecho a la conservación y protección del medio ambiente y de la capacidad productiva de sus tierras y recursos”, se subrayó.

De igual forma, se anunció que en Kaxoc, comisaría de Valladolid, “ya resolvimos unir los ejidos que fueron divididos”, por lo que se comprometieron a procurar que se mantengan sólidos.

Asimismo, se opusieron a la construcción de un muro alrededor de la hacienda de Santa Gertrudis Copó, comisaría de Mérida, ya que “adentro (de la muralla) desean vivir personas que no son de este pueblo”.

De igual forma, se estableció que no tolerarán que los ejidos de Chocholá y Chablekal, comisaría de Mérida, “tomen las decisiones sobre los montes, el aire, el sol y el agua, porque es de toda la gente”.

En cuanto a las plantas de energía alterna, eólica y solar, aseveraron que no están en contra de ellas, pero desean que estén en diversas poblaciones, para garantizar el suministro de luz.

“No estamos contra los espejos para el sol (celdas fotovoltaicas) ni los abanicos-eólicos, sólo queremos que haya uno en cada pueblo, pero que sea para que tengamos corriente limpia”, se estableció.

Los inconformes se reunieron a partir de las 11 horas en cuatro parques del Centro Histórico, en alusión a los cuatro puntos cardinales de la cosmogonía maya, cada uno con su respectivo color.

Media hora después partieron de los parques de Los Niños Héroes, del barrio de La Mejorada; de Sebastián Molas, en Santa Lucía; José María Velázquez, de San Juan Bautista, y Gral. Santos Degollados Sánchez, de Santiago Apóstol, con destino a la plaza principal.

Entre las demandas establecidas a lo largo del recorrido está la del reconocimiento del maya como lengua oficial de Yucatán, para que las clases no sólo se impartan en español.

Asimismo, el tipificar en el Código Penal la discriminación por etnicidad y derogar todas aquellas leyes, programas y políticas públicas que no sancionen ni reviertan tal postura.

Noticia anterior

Miente a Juzgado oficial mayor del Ayuntamiento

Siguiente noticia

Colorido desfile de la Revolución Mexicana