Inicio»Yucatán»Promete el alcalde “mano dura” contra venteros ambulantes

Promete el alcalde “mano dura” contra venteros ambulantes

0
Compartidos
Google+

Ante el aumento del ambulantaje que prevalece en el Centro Histórico de Mérida, el alcalde Renán Barrera Concha aseveró que pondrá mano dura en el otorgamiento de permisos así como en la aplicación de sanciones a informales que desacaten las nuevas disposiciones.

Reconoció el crecimiento de la problemática y aseveró que la situación es más compleja en la zona de los mercados municipal “Lucas de Gálvez” y “San Benito”.

Denunció que detrás de la actividad que ejercen las mujeres coloquialmente conocidas como las “chiapanecas”, hay una red de explotación donde las ambulantes son víctimas.

Durante la reunión con inspectores de la Comuna aceptó las numerosas críticas que prevalecen en contra de los inspectores, tal el caso de corrupción, impunidad y el hacer caso omiso a los reglamentos, por lo que se busca cambiar esa mala imagen.

Sentenció que la sociedad está cansada de que la impunidad prevalezca en los diferentes ámbitos de la administración pública.

Luego de la reunión con inspectores de diferentes dependencias de la Comuna, destacó la urgente necesidad de efectuar un trabajo coordinado para erradicar el comercio informal que existe en el primer cuadro de la ciudad.

Resaltó que el ambulantaje afecta de manera directa al comercio organizado, y el problema se registra en numerosos puntos del Centro Histórico.

La estrategia a seguir es que habrá una mayor claridad en la otorgación de permisos así como sanciones para aquellas personas que sigan operando en la informalidad.

Reprobó la actitud de algunas personas que de manera sistemática violan la ley, al fomentar el comercio informal, el cual crece de manera dinámica.

Ejemplificó el caso de las ambulantes vendedoras de ropa, también conocidas como “Marías”, cuyo control está a cargo de los inspectores de la subdirección de mercados.

Barrera Concha enfatizó que “una cosa son los derechos humanos y otra la aplicación de la ley, es decir vamos actuar de manera muy responsable y transparente en cada uno de los casos, pero tampoco se permitirá que en aras de una falsa bandera de derechos humanos, se violen los derechos de otras personas que están también conviviendo en el mismo espacio, con personas que no tienen ningún tipo de actividad en el Centro Histórico”.

Aparentemente se trata de personas que buscan ganarse de manera honrada con la venta de prendas, sin embargo, hay una red que también viola los derechos humanos de las “chiapanecas” que realizan ventas informales en el primer cuadro de la ciudad.

Noticia anterior

Buen Fin deja 6 mmdp de derrama económica

Siguiente noticia

Continúa Fiscalía búsqueda de boxeador desaparecido