Inicio»Yucatán»Médicos del IMSS salvan extremidades de recién nacida

Médicos del IMSS salvan extremidades de recién nacida

0
Compartidos
Google+

Especialistas en Pediatría del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) salvaron las extremidades de una recién nacida en Yucatán que estaban en riesgo de ser amputadas, debido a un extraño padecimiento congénito que, al contraer una infección, le provocó trombosis venosa profunda y muerte de tejido en brazos y piernas.

En un comunicado se señala que, desde su nacimiento, la bebé estuvo internada en el Hospital General Regional número 1 de Mérida, donde recibió la atención de especialistas en hematología, angiología, cirugía y neonatología. Ya fue dada de alta.

En la misiva se explica que la niña presentó déficit congénito de proteína C, trastorno hereditario de la coagulación debido a una reducción del nivel de síntesis y/o actividad de la proteína, caracterizado por síntomas profundos de trombosis venosas.

Este padecimiento genera mala coagulación de la sangre y en la pequeña paciente provocó trombosis profunda en las extremidades que llegaron a la necrosis, es decir muerte celular de una porción del tejido debido a la falta de suministro de sangre.

“Nos dijeron que podía perder sus manitas o las piernas, estábamos muy preocupados, pero gracias a todos los cuidados de los doctores y enfermeras nuestra bebé logró recuperarse”, señaló la madre Yaneth de Jesús Collí Carrillo.

El cirujano pediatra del Hospital del IMSS, Gabriel Montalvo Castro, explicó que después de ser revisada por la infección que presentaba, se decidió en conjunto con médicos neonatólogos salvar sus extremidades. Sin embargo, por lo avanzado de la necrosis no fue posible preservar dos dedos del pie izquierdo y algunas falanges distales (huesos localizados en los extremos de los dedos) de la mano derecha y del pie derecho.

Como parte de su recuperación, la enfermera general, Rosa Maribel Cuevas Sánchez, titular del “Área de Manejo Avanzado de Heridas”, señaló que se realizó una curación especializada, además de buscar restablecer el flujo de los vasos sanguíneos.

La doctora Aidé Guillén Maldonado, pediatra neonatología, dijo que en estos casos el tratamiento farmacológico consiste en utilizar “Enoxaparina”, medicamento anticoagulante que se usa para tratar la trombosis venosa profunda.

A dos meses de nacida, la niña fue dada de alta y sus padres tocaron con emoción la campana de la victoria en el Hospital General Regional (HGR) del IMSS en Yucatán, que anuncia que está fuera de peligro y franca recuperación.

Noticia anterior

Ticul quiere ser el tercer Pueblo Mágico del Estado

Siguiente noticia

Prisión preventiva a presunto feminicida