Inicio»Yucatán»Hallan piedras verdes en ofrenda a Chaac

Hallan piedras verdes en ofrenda a Chaac

0
Compartidos
Google+

Por primera vez en Yucatán, en un predio precolombino, fue hallada una ofrenda a Chaac, dios maya de la lluvia, y estaba compuesta por serie de “piedras verdes” originarias de Guatemala, reveló la especialista del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Dalia Mayari Paz Rivera.

Este tipo de objetos líticos siempre aparecen en grandes edificios precolombinos, pero en ocasión el contexto fue en una estructura de carácter habitacional doméstico, ubicada en la región norte de Ichkaantijo, entre Dzibilchaltún y su periferia.

Durante el trabajo arqueológico se obtuvo una muestra de 42 piezas, de las cuales 17 corresponden a celtas o artefactos en forma de hacha, y el resto son fragmentos.

De las 17 celtas, cinco estaban enterradas en el interior de una casa precolombina, con una función votiva, es decir, se trató de una serie de objetos dejados en un lugar sagrados, en este caso enterrados por motivos rituales, específicamente, dedicados a la deidad de la lluvia.

Durante su participación en el Quinto Simposio de Cultura Maya Ichkaantijoo expresó que las piedras verdes o jades culturales están ligadas a la época prehispánica, y relacionadas con el contexto de la élite mesoamericana, tanto ceremonial como religiosa.

En la mayoría de los casos se trata de adornos utilizados en orejeras, cuentas de collares, narigueras, y máscaras, principalmente.

“El jade es un material difícil de obtener y costoso, ya que es una piedra muy fina, compuesta principalmente por jadeíta”, subrayó.

Pero, también existente otras variedades de rocas metamórficas, las cuales pueden sustituir a la jadeíta y conservar su valor, tal el caso de las serpentinas, serpentinitas, cloromelanitas y cuarzos verdes.

En el caso de la colección de cinco celtas, detalló que al efectuar un estudio de microscopía estereoscópica, a cargo de Emiliano Melgar Tísoc, se determinó que el material específico es serpentinita, material lítico procedente del valle o los altos de Guatemala.

Dichas celtas, dijo, fueron depositadas como dedicatoria, estaban solas y ligadas a Chaac, ya que el verde es abundancia, para alguna petición al dios de la lluvia.

Noticia anterior

Trasladan a la Ciudad de México a presunto capo

Siguiente noticia

Candidatos de la Codhey carecen de sensibilidad