Inicio»Yucatán»Transportistas, en crisis económica

Transportistas, en crisis económica

0
Compartidos
Google+

El director de la empresa Minis 2000, Rafael Canto Rosado, advirtió que si el Gobierno del Estado no garantiza las condiciones de estabilidad económica para el sector camionero, el servicio de transporte público de la ciudad continuará siendo deficiente.

Entrevistado en el Centro de Convenciones “Yucatán Siglo XXI”, a donde acudió a una reunión con el titular de la Coordinación Metropolitana del Estado de Yucatán (Comey), Aref Karam Espósitos, el concesionario reiteró que los transportistas se encuentran sumidos en crisis económica derivado de varios factores como el alto costo del diésel y las tarifas actuales que —aseguró— ya no son rentables.

Por ello, insistió en que es imperante un alza las tarifas, que actualmente son de ocho pesos para adultos y tres pesos para niños, estudiantes, senectos  y personas con discapacidad.

“Estamos aguantando hasta donde podemos porque la situación es complicada. El público está sufriendo esta deficiencia. Necesitamos estabilidad económica para el sector”, aseveró.

Reconoció que prestan un servicio deficiente a la sociedad, sin embargo, dijo que no es culpa de los transportistas porque “si no cuentan con los recursos suficientes poco pueden hacer para que las unidades estén en buen estado”.

“Lo digo públicamente, mi organización está a disposición de las autoridades, pueden ir a revisar el ingreso y los gastos, porque son más los gastos que el ingreso”, afirmó.

Reiteró que las alzas al precio del combustible, autopartes y otros insumos han hecho inoperante la prestación del servicio, al grado que se ha tenido que reducir las unidades que circulan en las rutas.

“Si en una ruta hay 10 camiones, le bajamos a ocho, pero cada vez es más difícil”, apuntó.

“El litro de diésel cuesta 20 pesos y la tarifa social, tres. Es decir, que si subimos a 20 niños, obtenemos sólo 60 pesos que equivalen a tres litros de diesel y cada litro sólo nos rinde para dos kilómetros”, indicó.

Como informamos, hace unas semanas Canto Rosado llevó una solicitud de audiencia con el gobernador, Mauricio Vila Dosal, firmada por los representantes de las agrupaciones concesionarias del transporte, con la intención de hacerle notar la situación que impera en el sector y hallar una alternativa que permita mejorar el servicio, sin afectar el bolsillo de los usuarios.

Sin embargo, dicha solicitud no habría sido respondida y los empresarios han sostenido encuentros privados, y ayer se reunieron con el titular de la Comey para acordar un plan que permita solucionar lo más pronto el problema del transporte público en la ciudad.

El  año pasado los empresarios presentaron al Ejecutivo Estatal un estudio sobre la situación del transporte, en el que se menciona que las tarifas debería estar en 13 pesos la general y seis pesos la social, aunque dicha propuesta aún no ha sido aprobada.

Noticia anterior

Bullying en EST 2; culpan a la directora

Siguiente noticia

Matan y arrojan cuerpo en poniente de Mérida