Inicio»Portada»Calvario de Ligia Canto parece no tener final

Calvario de Ligia Canto parece no tener final

3
Compartidos
Google+

La señora Ligia Canto Lugo, madre de Emma Gabriela Molina Canto, quien fuera asesinada hace dos años en la puerta de su domicilio, llamó a las autoridades judiciales aplicar las medidas necesarias para que el tabasqueño apodado “El Cachorro”, señalado como uno de los autores intelectuales del feminicidio, permanezca recluido en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mérida.

El recluso denunció malos tratos y violaciones a sus derechos humanos, por lo que inició un proceso de investigación para esclarecer si el imputado es víctima o no de maltrato. El juez primero de control, Edwin Mugarte Guerrero fijó como fecha el próximo 28 de marzo para que Francisco Brito Herrera, director del Cereso, exponga las pruebas necesarias para desacreditar o confirmar las aseveraciones de El Cachorro.

“Estoy viendo que a todas luces el señor está pidiendo su traslado… está haciendo todo y preparando todo para que la obra de teatro sea en un reclusorio cercano a su casa, en Tabasco, y no debemos olvidar que ahí se fraguó el delito… la persona tiene ahí su equipo de trabajo y como víctima nos preocupa porque a pesar de que hay máxima protección y medidas de no repetición, el mandar al señor ahí es facilitar que se vuelva a repetir en mi familia el suceso trágico que provocó que hoy mi hija esté sin vida”, manifestó.

Sobre las denuncias por maltrato que ha interpuesto el imputado, Canto Lugo expresó que “se está quejando de malos tratos cuando, independientemente de eso, me imagino que en ese lugar existen reglas y si alguna persona que está ahí las viola debe tener una consecuencia de lo que ha hecho. Definitivamente el señor está ahí por algo”.

Reiteró su preocupación de que los abogados defensores del recluso estén orquestando todo para lograr el traslado de su cliente a un penal de Tabasco. “No se puede darle gusto bailando a los caprichos de un personaje con los antecedentes que tiene él”.

Por su parte, el asesor jurídico de la víctima indirecta, Luis Rubén Martínez Arellano, refirió que están a la espera de que el Cereso entregue la documentación necesaria para esclarecer estas demandas de maltrato.

Este tema será retomado el próximo 28 de marzo a las 10 de la mañana. El juez Mugarte Guerrero dictaminará la procedencia o no de las denuncias, así como la permanencia o el cambio de reclusorio de El Cachorro.

El abogado recordó que el proceso lleva un año suspendido debido al amparo que interpuso Medina Sonda en el Tribunal Colegiado del Décimo Cuarto Circuito y que se encuentra en revisión.

Los dos autores materiales, originarios de Tabasco, ya fueron procesados con 46 años de prisión cada uno.

Canto Lugo mencionó que ayer también sostuvo una audiencia con la juez Rubí González Alpuche, del Juzgado Primero del Antiguo Sistema Penal, con la que se tiene el proceso de incumplimiento de pensión alimenticia por parte de Martín Medina Sonda, principal autor intelectual del asesinato de Emma Gabriela, y quien se encuentra recluido en un penal de Tabaco, por delitos relacionados con la corrupción y desvío de recursos.

“Es la sexta vez en que el señor ha ofrecido a sus padres para que sean testigos a su favor, quienes han mostrado constancias médicas por excesivo estrés y demás padecimientos. Eso sólo hace atrasar el proceso que inició en 2012 y ahora estamos en 2019.

Además estas mismas personas que aparecen como enfermos luego salen a decir que les preocupan los niños, lo que llama la atención es que por un lado apoyan al hijo en el incumplimiento de la pensión alimenticia y por otro apoyan también el hijo aún en prejuicio de los tres niños”, concluyó.

Noticia anterior

Motociclistas roban y golpean a fémina

Siguiente noticia

Piden trato parejo al gobierno de AMLO