Inicio»Yucatán»Matrimonio gay, fuera de la “congeladora” legislativa

Matrimonio gay, fuera de la “congeladora” legislativa

0
Compartidos
Google+

Luego de siete años de permanecer en la “congeladora”, el Congreso del Estado inició ayer, entre altercados, dimes y diretes, el análisis de la iniciativa para legalizar en Yucatán la unión civil entre personas del mismo sexo.

La Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación sesionó ayer para repartir entre los integrantes, la iniciativa que contiene reformas al artículo 94 de la Constitución Política Estatal y el artículo 49 del Código de Familia de Yucatán, para que así las personas homosexuales puedan contraer matrimonio civil sin la necesidad de un amparo.

Ante ello, los integrantes del cuerpo colegiado aprobaron por mayoría la creación de un micro sitio en la página de internet del Congreso local (www.congresoyucatan.gob.mx), propuesto por la diputada del Partido Acción Nacional (PAN), Rosa Adriana Díaz Lizama, para recabar las opiniones de toda la ciudadanía yucateca, que ya está en funciones.

Sobre el tema, el perredista Alejandro Cuevas Mena, señaló que el matrimonio igualitario es un tema de derechos humanos que no debe estar a discusión ni consulta, por lo que se debe votar a consecuencia de lo que ha establecido la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Por su parte, la diputada de Movimiento Ciudadano (MC), Silvia América López Escoffié, pidió que se respete la ley y se reconozca el derecho al matrimonio igualitario sin discriminación, como han exhortado representantes de los Sistemas Internacional e Interamericano de Derechos Humanos.

La legisladora local comentó que la postura del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, entidad rectora del Gobierno Federal en la materia, consiste en que todas las autoridades del Estado mexicano deben, en el marco de sus competencias, reconocer y acatar las decisiones jurisprudenciales de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, relacionadas con el reconocimiento del derecho al matrimonio sin discriminación.

Indicó que esta estancia federal ha realizado diversos amparos relacionados con el tema del matrimonio igualitario en personas del mismo sexo, que han sido interpuestos ante la negativa de las autoridades de los Registros Civiles de diferentes entidades federativas del país.

“Necesitamos que los ciudadanos participen, que su voz sea tomada en cuenta para lograr mejores decisiones y crear políticas públicas encaminadas a su bienestar”, enfatizó.

Al final de la sesión, el activista Mario Mendoza Bastarrachea, detuvo a la panista Díaz Lizama, a quien le exigió se respeten los derechos de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Trangénero (LGBTTT…)

Hasta ahora poco más de 10 estados del país han aprobado el matrimonio entre personas del mismo sexo, entre los que destacan Campeche, Quintana Roo, Nayarit, Nuevo León, Zacatecas, Ciudad de México, Morelos, Michoacán, Chiapas, Jalisco, Veracruz y Tamaulipas.

Noticia anterior

Piden confianza en lucha anticorrupción

Siguiente noticia

Exitoso Concurso de Salsa en el IC