Inicio»Yucatán»Rescatan “Chen há”

Rescatan “Chen há”

0
Compartidos
Google+

Unos 200 voluntarios del Estado —niños jóvenes, adultos e incluso ancianos—, lograron recolectar más de una tonelada de residuos sólidos del cenote “Chen há” en Dzytiá, que por muchos años fue un punto icónico de la zona y que terminó como un basurero público.

Las labores iniciaron ayer por la mañana y tras varias horas de trabajo coordinado entre voluntarios y buzos, se lograron extraer gran cantidad de botellas, latas, plásticos, vidrios, colillas de cigarros, tapas e incluso pañales, así como  infinidad de objetos rotos  y oxidados.

Las labores fueron encabezadas por el comisario ejidal de esa comisaría meridana José Chic Chi, y el presidente de la asociación civil Expedición Grosjean, Sergio Grosjean Abimerhi.

Grosjean Abimerhi recordó que este cenote fue por muchos años punto de reunión de grupos de escultismo y de visitantes que llegaban a refrescarse en el lugar, pero poco a poco se empezó a llenar de basura, por lo que ya fue saneado en diversas ocasiones.

En el año 2016, con el apoyo de diversas organizaciones no gubernamentales y el ejido, se extrajo  cantidad similar de desechos sólidos.

En ese tiempo se instaló un letrero con la intensión de concientizar a los visitantes a no arrojar o dejar sus desechos.

“Sin embargo, esto no fue suficiente ya que en diciembre pasado se volvió a sanear el exterior, y hoy, a solo cuatro meses, nos encontramos con este desolador panorama que gracias al apoyo de los voluntarios pudimos transformar de nuevo”, precisó.

“Sin duda, es importante que los tres órdenes de Gobierno le presenten atención a esta grave problemática”.

En el caso específico de Chen ha,  es importante que el Ayuntamiento de Mérida lo incluya dentro de un plan de rescate.

“La belleza y ubicación de esta formación natural y el deseo de los ejidatarios de rescatarlo son la combinación perfecta para hacer del sitio un espacio recreativo que podrían aprovechar las familias tanto del municipio como de poblaciones circunvecinas, e incluso convertirse en un ícono de la comisaría o de la propia capital yucateca. Esperemos que esta sea la última vez que se sanee”, finalizó.

Noticia anterior

Se suicida joven estudiante

Siguiente noticia

Baja el número de reclusos yucatecos