Inicio»Portada»Se suicida joven estudiante

Se suicida joven estudiante

3
Compartidos
Google+

En lo que va del año Yucatán suma ocho suicidios de mujeres, todos por medio del ahorcamiento. Con este caso, 60 personas han decidido quitarse la vida.

Ayer domingo, A.A.T.B., de 19 años de edad, optó por salir por la “puerta falsa” en el dormitorio del Centro Universitario Valladolid (CUV).

El cuerpo de la joven fue encontrado ahorcado por vigilantes del CUV, luego de que en el Hospital “San Carlos” de Tizimín, donde hacía su servicio, se reportó que no llegó.

Autoridades constataron el suicidio de la estudiante, y hasta el momento se desconocen las causas que la orillaron a quitarse la vida.

Durante la tarde de ayer, la casa de estudios emitió un comunicado en el que lamenta la situación y envía sus condolencias a los familiares de la joven.

Asimismo, las autoridades educativas exhortaron a los jóvenes que enfrentan problemas de depresión a que busquen ayuda.

Con este caso ya son 60 las personas que optaron acabar con su vida, cifra inferior en 30.2 por ciento con respecto al primer cuatrimestre de 2017, cuya suma fue de 86 casos.

Del total de personas que se provocaron la muerte, 52 son hombres, el 86.7 por ciento, y ocho mujeres.

En lo que va del año, el ahorcamiento es el método más empleado, con 52 casos, el 86.7 por ciento, seguido de cinco personas que optaron por el envenenamiento, el 8.3 por ciento, y tres utilizaron un arma de fuego, el cinco porcentual.

En el caso de las mujeres, de nueva cuenta se confirma la teoría de la investigadora del Centro Peninsular en Humanidades y en Ciencias Sociales (Cephcis) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Laura Hernández Ruiz, al establecer que las féminas ya prefieren métodos más efectivos para quitarse la vida.

Hasta hace unos años, la mayoría de las féminas optaba por la ingesta de medicamentos, o bien por cortarse las venas, pero ahora prefiere ahorcarse.

En el Estado existen diversos programas para la prevención y detección oportuna del suicidio a cargo de dependencias estatales y organismos no gubernamentales, pero la efectividad no es la esperada, pues el suicidio permanece como un auténtico problema de salud pública en esta entidad.

Es el caso del Programa “Salvemos una Vida” de la asociación civil del mismo nombre, así como el Programa Integral para la Atención del Suicidio (PIAS) de la SSY, incluso, se cuenta con una línea gratuita de apoyo a la salud mental: 01-800-00-00-779.

Sin embargo, todas esas acciones parecen ser insuficientes para enfrentar de manera más efectiva este problema.

A mediados del año pasado los  25 diputados de la 61 Legislatura estatal aprobaron por unanimidad la Ley de Salud Mental, con la cual se pretendía  reducir los índices de depresión, enfermedades psiquiátricas y, principalmente, el suicidio, que en Yucatán se ha convertido en un problema grave de salud pública, con un caso cada 33 horas, en promedio.

Cabe señalar que la gran mayoría de las estadísticas que se conocen son obtenidas por vías ajenas a la Secretaría de Salud de Yucatán, ya que desde hace varios meses la dependencia estatal dejó de proporcionar datos estadísticos sobre el tema.

Noticia anterior

Rescata SP a menor en el malecón

Siguiente noticia

Rescatan “Chen há”