Inicio»Yucatán»Reforma frenará robo a casa-habitación: juez

Reforma frenará robo a casa-habitación: juez

0
Compartidos
Google+

El juez segundo de Control del Primer Distrito Judicial de esta ciudad,  Luis Edwin Mugarte, consideró como un acierto la reciente reforma al sistema de justicia penal que establece prisión preventiva oficiosa al delito de robo a casa-habitación, ya que crecía a niveles drásticos tanto en Yucatán como en el resto del país.

La reforma al sistema de justicia penal que estableció los juicios orales, los procesos de mediación  y las medidas como acuerdos reparatorios a las víctimas de ese delito habían hecho que muchos ladrones de casas tardaran más en ser presentados ante el juez que en salir de nuevo a las calles, recordó.

“En Yucatán se conocen casos de personas que han entrado y salido hasta más de 90 veces por dedicarse al robo de casas, lo que puso en duda la efectividad del nuevo sistema de justicia penal acusatorio”.

La reforma al artículo 19 constitucional que establece la prisión preventiva en el caso de robo a casa-habitación es un gran complemento que le hacía falta al sistema de justicia el país para poder acotar mejor este flagelo social, consideró el abogado.

“Ahora, quienes se dedican a entrar a las casas a robar, tendrán que pensarlo dos veces, porque ya no tendrán oportunidad de arreglarse con sus víctimas o bien enfrentar los procesos en libertad como lo permitía el sistema judicial antes de la nueva reforma”, precisó.

“Es un buen momento para esta reforma pues es un auténtico flagelo social que va en aumento en todo el país y ahora desde que la persona acusada llega a la Fiscalía, ésta tiene la obligación de llevarla de inmediato al juez y si éste califica como legal la detención lo va a dejar preso, ya no habría opción de negociar su libertad”, sostuvo.

Sin embargo, también es una realidad que esta reforma generaría un incremento sustancial en la población penitenciaria, lo cual también implicará un mayor gasto de recursos del Estado Mexicano para sostener este eventual escenario, agregó.

La reforma deja abierta la posibilidad de llegar a un acuerdo reparatorio con las víctimas cuando el ladrón es “primo-delincuente”, o sea es la primera vez que roba o que una vez se concluya el proceso el juez determine una pena menor a los cuatro años de cárcel.

Noticia anterior

Discriminación e ignorancia en torno al SIDA persisten

Siguiente noticia

Atiende CREE a 6 mil 300 personas